beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements

8 suplementos para reforzar el sistema inmunitario del niño

Por Melissa Anzelone, naturópata

En este artículo:


Los ambientes donde se desenvuelve el niño tienden a tener mucha basura. Desde gérmenes que se pueden pescar en el patio de juegos hasta toxinas en las pinturas para jugar y bacterias en la cazuela de atún del almuerzo de la escuela. Los niños están expuestos a muchas cosas.

Como padres, muchos de nosotros nos preguntamos qué podemos hacer para fortalecer el sistema inmunológico de nuestros hijos.

¿Qué es el sistema inmunológico?

El sistema inmunológico es un conjunto de tejidos, células y órganos que nos protegen de cualquier amenaza.Funciona sin cesar todos los días para protegernos de cosas como virus, bacterias y otras toxinas.

Muchas escuelas de pensamiento creen que el cuerpo posee una habilidad incorporada de sanarse a sí mismo. Todos estos beneficios asombrosos provienen del sistema inmune.

Afortunadamente, los niños poseen un sistema de defensa inmune increíble, ¡mejor que el de la mayoría de los adultos!

¿Cómo funciona el sistema inmunológico?

El sistema inmunológico se compone de dos partes: innata y adaptativa.

El sistema innato es inespecífico, es decir, combate todas las amenazas sin tener en cuenta qué son. Un gran ejemplo de la inmunidad innata es nuestra piel. La piel produce naturalmente secreciones ácidas. Esto representa un mecanismo de defensa. Si una bacteria o virus toca la piel, normalmente, este entorno ácido los mata de inmediato.1

Nuestro sistema inmunológico adaptativo es un poco más complicado. Se trata de un sistema de células complejo que aprende a matar amenazas específicas. Por ejemplo, la primera vez que el cuerpo se encuentra con el virus de la gripe, las células aprenden de este. Aprenden cómo es y cómo atacarlo. Solo el cuerpo débil (sin dormir, dieta pobre, etc.) contraerá el virus y presentará síntomas. De lo contrario, el cuerpo aprende a matarlo, solo por entrar en contacto con este. Así que, la próxima vez que el virus de la gripe venga de visita, las células específicas se despliegan y saben exactamente qué hacer para matarlo.1

Sin embargo, al igual que cualquier sistema del cuerpo, a veces, el sistema inmunológico necesita refuerzos.

Método natural para reforzar el sistema inmunológico

Los padres pueden fortalecer su sistema inmunológico y el de sus hijos con remedios naturales, ya que las familias están contemplando sumergirse en una nueva normalidad y en lo que eso conllevará cuando los niños regresen a la escuela.

Investigadores han estudiado numerosas hierbas, suplementos y vitaminas para determinar si estos pueden reforzar un sistema inmune sano.

1. Vitamina D: refuerzo para huesos y sistema inmune sanos

La vitamina D es una de las cuatro vitaminas solubles en grasa importantes para el cuerpo (entre las demás se encuentran las vitaminas AEK). La vitamina D proviene de tres fuentes alimenticias principales: alimentos, suplementos y, con la ayuda de la luz del sol, su propio cuerpo. Al combinar el colesterol con los rayos UV del sol, usted obtiene vitamina D. Entre las fuentes alimenticias de esta se encuentra el pescado graso, como la sardina y algunos hongos. Los productos lácteos, como la leche, a menudo son fortificados con vitamina D, al igual que otros alimentos procesados, como los cereales.2

Esta vitamina tiene funciones importantes en el cuerpo que incluyen el refuerzo de los huesos y del sistema inmunitario sanos. Con la suplementación de vitamina D , los investigadores hallaron que esta vitamina podría mejorar la función de los glóbulos blancos, los cuales nos protegen de los virus y otros patógenos.2

Es importante mantener los niveles normales de vitamina D, ya que la deficiencia de esta podría hacernos más vulnerables ante enfermedades, como infección de las vías respiratorias altas, entre estas, la gripe y el asma.3

2. Zinc: refuerza la glándula timo

El zinc es uno de los minerales más comunes del cuerpo y tiene más de 100 funciones, las cuales incluyen actuar como cofactor para muchas rutas metabólicas.4,5

Una de las tareas más importantes del zinc es apoyar el sistema inmune. Este mineral esencial actúa como cofactor, el cual ayuda a las enzimas a crear la hormona tímica, la cual estimula la función glandular del timo. El timo es clave para "educar" nuestro sistema inmunológico. Este le informa a un grupo de glóbulos blancos, llamados células T, qué "combatir" y qué dejar simplemente. Esta "educación" ocurre a una edad muy temprana e impide que el cuerpo se ataque a sí mismo, permitiendo que los glóbulos blancos solo ataquen a virus y otros patógenos.5,6

El zinc se presenta de muchas maneras, entre estas, comprimidos, cápsulas y pastillas.

3. Vitamina C: la clave de la inmunidad

La vitamina C es la vitamina en la que la mayoría de las personas piensan cuando se habla de "refuerzo inmunológico". Este compuesto soluble en agua es clave en la manera en que funciona nuestro sistema inmune.

Por ejemplo, esta vitamina podría ser importante para reforzar las barreras físicas contra infecciones, como la piel. También podría ayudar a muchas células inmunitarias al "comer" y "destruir" agentes infecciosos. Específicamente, ayuda a las células inmunitarias a generar oxidantes, los cuales son químicos que las células usan para matar los virus y las bacterias.7

La vitamina C, al igual que el zinc, tiene el papel de "educar" a nuestro sistema inmunitario. Ayuda a "enseñar" a las células inmunitarias quiénes son los malos. Estas células "recuerdan" y pueden combatir a los malos más rápido en el futuro.7

Investigaciones también han señalado que tomar vitamina C ayuda a prevenir las infecciones en el futuro o de forma profiláctica.7

4. Extracto de saúco: antiviral y antibacteriana

El saúco o Sambucus nigra es una planta más identificable por sus pequeñas bayas negras en racimos. El saúco es conocido por sus propiedades antivirales y antibacterianas.8,9

El saúco también posee muchas vitaminas y minerales en alto contenido, entre estos, muchas vitaminas B (famosas por reforzar el sistema inmunitario) así como también zinc y magnesio. También poseen otros componentes, como antioxidantes conocidos por combatir a los patógenos, como virus y bacterias.10

Algunas investigaciones han demostrado que tomar extracto de saúco podría acortar la duración del resfrío.10

‌‌‌‌5. Curcumina: combate la inflamación

La curcumina o Curcuma longa es una extracto derivado de la conocida especia cúrcuma. Sus acciones principales son apoyar el sistema inmunitario sano y actuar como antioxidante.

Las propiedades de apoyo inmunológico de la curcumina se basan en la teoría de que esta puede "comunicarse" con las células inmunitarias, diciéndoles que reduzcan las propiedades inflamatorias en ciertos lugares (esto evita el desperdicio de células inmunitarias y de energía donde no se necesitan) para que se puedan concentrar en las áreas donde son necesarias. Es como un dedo cuando te cortas al abrir un sobre.11

6. Equinácea: poderoso antioxidante

La equinácea es una planta que forma parte de la familia de las margaritas. La equinácea, al igual que la vitamina C, es otro remedio conocido para el sistema inmunitario. De las numerosas especies de equináceas, la más común es la Echinacea purpurea.1

Esta potente y pequeña planta posee muchas propiedades, como la de estimular las partes innata y adaptativa del sistema inmunitario y de ser antioxidante, antiviral y antibacterial.1

La equinacea se presenta en varios formatos, como pastillas, comprimidos, masticables, píldoras y té.

‌‌‌‌7. Raíz de regaliz: ayuda a los macrófagos

La raíz de regaliz es otra planta cuyo componente activo se llama glycyrrhiza.11 Este compuesto químico es la parte de la raíz de regaliz que, según teorías, apoya al sistema inmunitario.

Además de ser partes específicas del sistema inmunológico, las células inmunitarias también realizan diferentes funciones. Una de estas células se llama macrófago.

El macrófago es un tipo de célula inmunitaria, integrante del sistema innato, que "come" todo lo que pueda dañar el cuerpo.

El compuesto glycyrrhiza actúa estimulando estos macrófagos que pueden comer cualquier virus o bacteria (o cualquier cosa mala) con la que entren en contacto.

‌‌‌‌8. Ajo: especia estimulante inmunológico

El ajo es una especia y un alimento muy conocido y utilizado en muchos tipos de cocinas. Este alimento parecido a la cebolla se presenta en variadas formas, como en planta, comidas, seco en polvo, trozos liofilizados, dientes conservados en aceite, aceites y cápsulas.

Se propone que esta planta posee propiedades estimulantes del sistema inmunitario y que podría reforzar las células tanto innatas como adaptativas, incluyendo los macrófagos y los linfocitos. Este refuerzo podría ayudar a estas células a mejorar su capacidad "asesina" de muchos virus y bacterias.12

Referencias:

  1. Catanzaro M, Corsini E, Rosini M, Racchi M, Lanni C. Immunomodulators Inspired by Nature: A Review on Curcumin and Echinacea. Molecules. 2018;23(11):2778. Published 2018 Oct 26. doi:10.3390/molecules23112778
  2. Prietl B, Treiber G, Pieber TR, Amrein K. Vitamin D and immune function. Nutrients. 2013;5(7):2502-2521. Published 2013 Jul 5. doi:10.3390/nu5072502
  3. Ali NS, Nanji K. A Review on the Role of Vitamin D in Asthma. Cureus. 2017;9(5):e1288. Published 2017 May 29. doi:10.7759/cureus.1288
  4. Saper RB, Rash R. Zinc: an essential micronutrient. Am Fam Physician. 2009;79(9):768-772.
  5. King JC. Zinc. In: Shils ME, Shike M, editors. Modern Nutrition in Health and Disease. 10. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2006. pp. 271-285.
  6. Wessels I, Maywald M, Rink L. Zinc as a Gatekeeper of Immune Function. Nutrients. 2017;9(12):1286. Published 2017 Nov 25. doi:10.3390/nu9121286
  7. Carr AC, Maggini S. Vitamin C and Immune Function. Nutrients. 2017;9(11):1211. Published 2017 Nov 3. doi:10.3390/nu9111211
  8. Krawitz C, Mraheil MA, Stein M, et al. Inhibitory activity of a standardized elderberry liquid extract against clinically-relevant human respiratory bacterial pathogens and influenza A and B viruses. BMC Complement Altern Med. 2011;11:16. Published 2011 Feb 25. doi:10.1186/1472-6882-11-16
  9. Roschek B Jr, Fink RC, McMichael MD, Li D, Alberte RS. Elderberry flavonoids bind to and prevent H1N1 infection in vitro. Phytochemistry. 2009;70(10):1255-1261. doi:10.1016/j.phytochem.2009.06.003
  10. Tiralongo E, Wee SS, Lea RA. Elderberry Supplementation Reduces Cold Duration and Symptoms in Air-Travellers: A Randomized, Double-Blind Placebo-Controlled Clinical Trial. Nutrients. 2016;8(4):182. Published 2016 Mar 24. doi:10.3390/nu8040182
  11. Liu Z, Zhong JY, Gao EN, Yang H. [Effects of glycyrrhizin acid and licorice flavonoids on LPS-induced cytokines expression in macrophage]. Zhongguo Zhong Yao Za Zhi [China Journal of Chinese Materia Medica]. 2014. 39(19): p. 3841-3845.
  12. Arreola R, Quintero-Fabián S, López-Roa RI, et al. Immunomodulation and anti-inflammatory effects of garlic compounds. J Immunol Res. 2015;2015:401630. doi:10.1155/2015/401630

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

3 consejos para ayudar a fortalecer el sistema inmunitario en 24 horas

Bienestar

¿Qué es el ácido ascórbico (vitamina C)? Beneficios, suplementos y más

Bienestar

¿No te gusta el sabor del vinagre de sidra de manzana? Aquí hay 6 razones para probar los suplemento