checkoutarrow
CO
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Bienestar

Fitosomas: Incrementan la absorción de extractos de plantas

24 Mayo 2017

Las fitosomas son formas avanzadas de productos herbarios que se absorben y utilizan mejor y, como resultado, producen mejores resultados que los extractos de hierbas convencionales. Las fitosomas se producen a través de un proceso patentado mediante el que los componentes individuales de un extracto de hierbas son ligados a la fosfatidilcolina, un compuesto emulsificante derivado de la soja. La fosfatidilcolina es también uno de los componentes principales de las membranas de nuestras células.

El proceso del fitosoma se ha estado aplicando a muchos extractos herbarios populares, incluyendo Ginkgo biloba, semilla de uva, majuelo, cardo de leche, té verde, y el ginseng. Los componentes terpenoides y flavonoides de estos extractos de hierbas se prestan bastante bien a ligar directamente con la fosfatidilcolina. Específicamente la cabeza colina de la molécula fosfatidilcolina se une a estos compuestos mientras la parte fosfatidil soluble en grasa consta del cuerpo y la cola que envuelven el material adherido a la colina. El resultado es que se produce una pequeña microesfera o célula. El término "fito" significa planta, mientras que "soma" significa que es como una célula. Lo que crea el proceso del fitosoma es una pequeña célula donde los componentes valiosos del extracto herbario son protegidos de la destrucción por las secreciones digestivas y las bacterias intestinales.

¿Hay documentación científica que apoye las afirmaciones de superioridad de los fitosomas?

Sí, cada vez hay más estudios científicos que demuestran mejor absorción, utilización y resultados con el proceso de Fitosoma. SILIFOS (Silibin fitosoma) es el más estudiado. El silibin es el componente principal de la silimarina, el complejo flavonoide de cardo de leche valorado por su capacidad para proteger y restaurar el hígado. El silibin es la más potente de estas sustancias. SILIFOS contiene una parte de silibin por cada parte de fosfatidilcolina, mientras que el fitosoma de cardo lechoso es una versión menos potente, ya que contiene los tres flavonoides de silimarina y la proporción de la fosfatidilcolina y silimarina es de 2:1.

Lo que han demostrado las investigaciones en animales es que SILIFOS se absorbe mejor comparado con una cantidad igual de silibin en los extractos convencionales de cardo lechoso. En un estudio con humanos, se evaluó la excreción de silibin en la bilis de pacientes que habían sufrido la extirpación de la vesícula biliar por cálculos biliares. Se utilizó un tubo de drenaje especial, el tubo T, para obtener las muestras de bilis necesarias. Los pacientes fueron suministrados una sola dosis de SILIFOS o de extracto de cardo lechoso (80 % de silimarina). La cantidad de silibin recuperada en la bilis antes de 48 horas fue del 11 % para el grupo de SILIFOS y el 3 % para el grupo de silimarina.1

Una de las características significativas de este estudio es el hecho de que se ha demostrado que la silibin mejora la solubilidad de la bilis. Puesto que más silibin va al hígado y a la vesícula biliar cuando se utiliza SILIFOS, esta forma es la ideal para individuos con cálculos biliares o infiltración grasa hepática, dos enfermedades caracterizadas por una menor solubilidad de la bilis.

En otro estudio con humanos diseñado para evaluar la absorción de silibin cuando se liga directamente a la fosfatidilcolina, se determinaron los niveles de silibin plasma después de la administración de dosis orales únicas de SILIFOS y una cantidad similar de silibin del extracto de cardo lechoso en voluntarios sanos. Los resultados indican que la absorción de silibin de SILIFOS es aproximadamente 7 veces mayor comparado con la absorción de silibin del extracto de cardo lechoso regular (70 %-80 % de contenido de silimarina).2Se han señalado resultados similares en estudios que comparan el fitosoma de té verde con el extracto de té verde revisando los niveles en la sangre del compuesto clave epigalocatequina-3-O-galato.

Ilustración: cambios en los niveles en sangre de silibin en voluntarios normales cuando se le dieron cantidades equivalentes de silibin en SILIFOS, silimarina y silibin pura.

¿Cómo se relaciona una mejor absorción con mejores resultados?

La efectividad de cualquier producto herbario (o medicación) depende de proporcionar un nivel efectivo de los compuestos activos. Para el cardo lechoso, esto significa proporcionar un nivel efectivo de silibin; para el Panax ginseng es los compuestos conocidos como ginsenósidos; para el extracto de Ginkgo biloba son los flavonoides y los terpenos; y para el té verde es el epigalocatequina-3-O-galato. Tiene sentido que si puedes incrementar la absorción y utilización de estos componentes, verás mejores resultados. Y eso es exactamente lo que se ha demostrado en varios estudios con diversos fitosomas.

Por ejemplo, varios estudios clínicos han demostrado también que SILIFOS es más efectivo y produce mejores resultados comparado con los extractos de cardo de leche regulares.3-5 En un estudio de 232 pacientes con hepatitis crónica (viral, por alcohol o drogas) tratados con SILIFOS con una dosis de 120 mg dos veces al día o de 120 mg tres veces al día durante 120 días, la función hepática volvió a lo normal más rápidamente en los pacientes que tomaban SILIFOS comparados con un grupo de control (49 tratados con una silimarina comercialmente disponible; 117 no tratados o con placebo).3

Los estudios preliminares han demostrado también que la fitosoma de ginkgo y la fitosoma de semilla de uva producen mejores resultados comparados con las formas convencionales del extracto de estas plantas. Por ejemplo, en estudios con el fitosoma de ginkgo en enfermedades vasculares periféricas (p. ej. enfermedad de Raynaud y claudicación intermitente), se ha visto que el fitosoma de ginkgo producía un 30-60 % más de mejoría comparado con el extracto regular de ginkgo biloba (un 24 % de glucósidos de flavona de ginkgo y un 6 % de lactonas terpénicas).

¿Cómo se diferencia la dosis de fitosomas con los extractos estandarizados regulares?

Basándose solo en la absorción, el nivel de dosis de un fitosoma es bastante cercana a las recomendaciones de dosis normalmente prescritas para los extractos herbarios estandarizados correspondientes. Por ejemplo, echemos un vistazo al extracto de semillas de uva y a la fitosoma de semilla de uva. Una cápsula de 50 mg de fitosoma de semilla de uva, en términos de absorción únicamente, es equivalente aproximadamente a 50 mg de extracto de semilla de uva regular. Sin embargo, en términos de actividad biológica, según estudios preliminares, se estima que una cápsula de 50 mg de fitosoma de semilla de uva podría ser tan efectiva como 150 mg de extracto no ligado de semilla de uva. Los estudios con SILIFOS y fitosoma de ginkgo también apoyan que el proceso de fitosoma mejora la utilización de los componentes clave del extracto de plantas.

 ¿Qué fitosoma debería tomar?

Uno de los grupos más importantes de "fitoquímicos" son los flavonoides. Como una clase de compuestos, los flavonoides se han denominado los "modificadores de respuesta biológica de la naturaleza" debido a sus propiedades antiinflamatorias, antialérgicas, antivirales y anticancerígenas. Además, los flavonoides actúan como potentes antioxidantes, proporcionando una notable protección contra los daños de la oxidación y los radicales libres. De hecho, varios flavonoides han demostrado actividad antioxidante de 50 a 200 veces más potente que la vitamina C o la vitamina E. Además, podemos usar ciertos extractos ricos en flavonoides como "antioxidantes específicos para tejido" por su habilidad para concentrarse en tejidos corporales específicos. Por ejemplo, yo recomiendo el extracto de ginkgo biloba como extracto rico en flavonoides para la mayoría de personas mayores de cincuenta años por su capacidad para actuar como antioxidante en el cerebro y el revestimiento vascular en todo el cuerpo. Mi recomendación es que identifiques qué extracto rico en flavonoides es más apropiado para ti y lo tomes según la dosis recomendada para la forma de fitosoma. Cuando se necesita apoyo adicional, la dosis se puede doblar o incluso triplicar para obtener el máximo beneficio.

Extracto rico en flavonoides

Dosis diaria para el apoyo antioxidante

Indicación

Fitosoma de semilla de uva

De 50 a 100 mg

Antioxidante sistémico, específico. La mejor elección para la mayoría de las personas de menos de cincuenta. También específico para los ojos, pulmones, diabetes, venas varicosas y protección contra enfermedades cardiacas.

Fitosoma de té verde

De 50 a 100 mg

Antioxidante sistémico. La mejor elección para protegerse contra el cáncer. También protege contra los daños del colesterol.

Fitosoma de ginkgo biloba

120 mg

La mejor elección para la mayoría de las personas de más de 50. Protege el cerebro y el revestimiento vascular;

SILIFOS

120 mg

La mejor elección si el hígado o la piel necesitan protección antioxidante adicional.

Fitosoma de cardo lechoso

150 mg

Una buena elección cuando el hígado o la piel solo necesitan un apoyo menor.

Fitosoma de majuelo o espino blanco

100 mg

La mejor elección para las enfermedades cardiacas o la alta presión sanguínea

¿Por qué considera la fitosoma de semilla de uva la mejor elección para la mayoría de personas de menos de cincuenta?

El extracto de semilla de uva es una rica fuente de uno de los grupos de flavonoides de plantas más beneficiosos, las proantocianidinas (también denominadas procianidinas, oligómeros procianidólicos o PCO para abreviar). El extracto de semilla de uva ha demostrado una amplia gama de efectos beneficiosos, incluyendo la capacidad de incrementar los niveles intracelulares de vitamina C y de inhibir la destrucción del colágeno, la principal proteína del cuerpo. Pero los efectos más celebrados del PCO en Estados Unidos son sus potentes efectos antioxidantes y de búsqueda de radicales libres.

Los usos principales de los extractos de PCO son el tratamiento de trastornos venosos y capilares, incluyendo insuficiencia venosa, venas varicosas, fragilidad capilar y trastornos de la retina, incluyendo retinopatía diabética y degeneración macular. Los buenos estudios clínicos han mostrado resultado positivos en el tratamiento de estos problemas. 

Parece que la mayoría de los individuos pueden beneficiarse de una ingesta mayor de PCO. Esta sugerencia se ilustra mejor quizá mediante los estudios que se fijan en la habilidad del extracto PCO de la semilla de uva para mejorar la función visual en sujetos sanos.8,9  En los estudios, 100 voluntarios normales sin trastorno retinal recibieron 200 mg/día de PCO o placebo durante cinco o seis semanas y un grupo de control no recibió ningún tratamiento. El grupo que recibió PCO mostró una mejoría significativa en el rendimiento visual en la oscuridad y tras pruebas de brillos comparado con el grupo con placebo. La mejoría está relacionada con una mejor función retinal. 

Basándonos en la demostración relativamente reciente de actividad antioxidante potente y los efectos protectores en los vasos sanguíneos, la lista de usos clínicos de los extractos de PCO seguramente se incrementará. Quizá el uso más significativo será con el tiempo la prevención de la arteroesclerosis (endurecimiento de las arterias) y sus complicaciones (ataques al corazón y derrames).

La fitosoma de semilla de uva ofrece la fuente más beneficiosa de PCO. Como medida preventiva y como apoyo antioxidante, se recomienda una dosis diaria de 50 a 100 mg de fitosoma de semilla de uva. Cuando se requiere apoyo adicional, las dosis recomendadas son de 150 a 300 mg por día.

¿Por qué recomiendan la fitosoma de majuelo para los trastornos cardiacos y la alta presión sanguínea?

Los extractos de majuelo de alta calidad hecho de las partes florecientes de la plata junto antes de la formación del majuelo o el espino se utilizan ampliamente por médicos de Europa para sus actividades cardiovasculares. Hay estudios que han demostrado que los extractos de majuelo son efectivos para reducir los ataques de anginas de pecho además de reducir la presión sanguínea y los niveles de colesterol, además de mejorar la función cardiaca en los fallos cardiacos congestivos.

Al igual que otros extractos ricos en flavonoides, los extractos de majuelo han demostrado una actividad antioxidante excepcional. Además, los efectos beneficiosos de los extractos de majuelo en los trastornos cardiacos son el resultado de los flavonoides al mejorar el suministro de oxígeno y sangre al corazón dilatando los vasos coronarios, además de mejorar los procesos metabólicos del corazón.

La razón por la que se recomienda la fitosoma de majuelo en los trastornos cardiovasculares o en personas un historial familiar de enfermedades cardiacas es porque parece que estos flavonoides tienen afinidad por el corazón y los grandes vasos sanguíneos. Una vez incorporados a estos tejidos, los efectos antioxidantes son especialmente útiles en bloquear la progresión de la arterioesclerosis y puede invertirla, de hecho.14,15

¿En qué se diferencia una "fitosoma" de una "liposoma"?

Los liposomas se utilizan principalmente en cosméticos para proporcionar sustancias solubles en agua a la piel. Un liposoma se forma mezclando una sustancia soluble en agua con fosfatidilcolina. No se forma un vínculo químico, las moléculas de fosfatidilcolina rodean colectivamente la sustancia soluble en agua. Puede haber cientos o incluso miles de moléculas de fosfatidilcolina rodeando el compuesto soluble en agua. En contraste con el proceso de fitosoma, la fosfatidilcolina y los componentes de plantas individuales forman realmente un complejo 1:1 o 2:1 dependiendo de la sustancia. Esta diferencia da como resultado que los fitosomas se absorben mucho mejor que los liposomas. No es raro, ya que los fitosomas también son superiores a los liposomas en los productos de cuidado de la piel.

Referencias:

  1. Schandalik R, Gatti G, and Perucca E: Pharmacokinetics of silybin in bile following administration of silipide and silymarin in cholecystectomy patients. Arzneim Forsch 1992;42(7):964-8.
  2. Barzaghi N, et al.: Pharmacokinetic studies on IdB 1016, a silybin-phosphatidylcholine complex, in healthy human subjects. Eur J Drug Metab Pharmacokinet 1990;15(4):333-8.
  3. Mascarella S, et al.: Therapeutic and antilipoperoxidant effects of silybin-phosphatidylcholine complex in chronic liver disease: Preliminary results. Curr Ther Res 1993;53(1):98-102.
  4. Vailati A, et al.: Randomized open study of the dose-effect relationship of a short course of IdB 1016 in patients with viral or alcoholic hepatitis. Fitoterapia 1993;44(3):219-28.
  5. Marena C and Lampertico P: Preliminary clinical development of Silipide: A new complex of silybin in toxic liver disorders. Planta Medical 1991;57(S2):A124-5.
  6. Facino RM, et al.: Free radicals scavenging action and anti-enzyme activities of procyanidines from Vitis vinifera. A mechanism for their capillary protective action. Arzneim Forsch 1994;44:592-601.
  7. Schwitters B and Masquelier J: OPC in Practice: Biflavanols and Their Application. Alfa Omega, Rome, Italy, 1993.
  8. Corbe C, Boisin JP and Siou A: Light vision and chorioretinal circulation. Study of the effect of procyanidolic oligomers (Endotelon). J Fr Ophtalmol 1988;11:453-60.
  9. Boissin JP, Corbe C and Siou A: Chorioretinal circulation and dazzling: use of procyanidol oligomers. Bull Soc Ophtalmol Fr 1988;88:173-4,177-9.
  10. Weihmayr T and Ernst E. Therapeutic effectiveness of Crataegus. Fortschr Med 1996;114:27-9.
  11. Schmidt U, et al.: Efficacy of the Hawthorn (Crataegus) preparation LI 132 in 78 patients with chronic congestive heart failure defined as NYHA functional class II. Phytomed 1994;1(1):17-24.
  12. Schussler M, Holzl J, Fricke U: Myocardial effects of flavonoids from Crataegus species. Arzneim Forsch 1995;45:842-5.
  13. Hertog MG, et al: Dietary antioxidant flavonoids and risk of coronary heart disease: the Zutphen Elderly Study. Lancet 1993;342:1007-11.
  14. Wegrowski J, Robert Am and Moczar M: The effect of procyanidolic oligomers on the composition of normal and hypercholesterolemic rabbit aortas. Biochem Pharmacol 1984;33:3491-7.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

Ritual nocturno saludable para niños

Bienestar

5 deficiencias de minerales comunes

Bienestar

Reinicie su reloj biológico para los cambios estacionales