header_search header_signed-out header_signed-in header_cart sharefilled circlex circleexclamation iherbleaf
checkoutarrow
CO
agregado al carrito de compras
Total:
Descuento:
Juntos:
Cantidad:
Total de Pedido:
Proceder a Pagar
Clientes tambien compraron:
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Bienestar

Suplementos para un embarazo saludable

25 Junio 2018

Por el Dr. Eric Madrid 

Los tres trimestres del embarazo sientan las bases de la salud del bebé. Conforme el embrión se transforma en feto y los órganos comienzan a desarrollarse en su totalidad, la nutrición que recibe un bebé de su madre puede afectar a todo, desde la fuerza cardíaca hasta la vista. Durante años y años, muchos se han preguntado qué suplementos, si los hay, deberían tomarse, además de las vitaminas prenatales.  

En 2018, se han publicado tres estudios importantes, que se centran en la ingesta de suplementos específicos, que arrojan luz sobre estas cuestiones. 

En un estudio de febrero de 2018, investigadores de la Johns Hopkins School of Public Health en Baltimore, Maryland realizaron un metaanálisis para evaluar el efecto en el riesgo futuro de un niño de desarrollar alergias o una enfermedad autoinmune sobre la base de tres factores: la dieta materna durante el embarazo, el estado de lactancia y el consumo de ciertos suplementos durante el embarazo.

En el estudio, los investigadores evaluaron cientos de estudios desde 1946 hasta 2017, que incluyeron más de 1,5 millones de participantes. Esto es lo que descubrieron: 

Los probióticos pueden ayudar a reducir el riesgo de eccema

Diecinueve de los estudios evaluaron el consumo de probióticos por parte de la madre durante el embarazo y el período de lactancia. Los resultados mostraron que los hijos de madres que tomaban probióticos tenían un 22 por ciento menos de probabilidades de desarrollar eccema en comparación con las madres que no tomaron probióticos. En todo el mundo, se estima que hasta el 20 por ciento de los niños sufren de eccema, el cual puede variar entre leve y grave para muchos.          

El aceite de pescado puede ayudar a reducir el riesgo de alergia al huevo

Seis de los estudios evaluaron los suplementos de aceite de pescado durante el embarazo y la lactancia. Los resultados mostraron que estos niños tenían un 31 por ciento menos de probabilidades de desarrollar alergias al huevo en comparación con las madres que no tomaron aceite de pescado. Hasta el 2,5 por ciento de los niños tienen alergias al huevo, que pueden o no disminuir a medida que el niño crece.

Los científicos concluyeron que la lactancia materna puede reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 1, una enfermedad autoinmune que a menudo requiere tomar insulina de por vida y puede afectar a largo plazo a la salud de los órganos.

El aceite de pescado puede ayudar a reducir el riesgo de asma en los niños

Otro estudio publicado en febrero de 2018 en el Journal of Family Practice mostró que la suplementación con aceite de pescado durante el tercer trimestre (últimas 13 semanas) de embarazo podría ayudar a prevenir el asma en los niños. Los investigadores afirmaron que los hijos de madres que se suplementaron con aceite de pescado tuvieron menor riesgo de asma entre las edades de tres y cinco años, en comparación con aquellos niños cuyas madres tomaron un placebo.  

Además, se observó que debe tomarse una dosis de al menos 2700 mg al día para apreciar este beneficio. Las dosis diarias de 900 mg de aceite de pescado fueron insuficientes para prevenir el asma en los niños.

Si crees que el consumo de pescado sería una buena alternativa, piénsalo bien. Se aconseja a las mujeres embarazadas que eviten el pescado con alto contenido de mercurio debido al riesgo de daño fetal. La Administración Federal de Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) recomienda de 2 a 3 porciones de pescado bajo en mercurio a la semana.  

Algunos de los pescados bajos en mercurio aceptables para su consumo durante el embarazo son: 

  • Tilapia 
  • Salmón 
  • Bacalao 
  • Bagre 
  • Atún (enlatado, bajo en grasa)

Algunos de los pescados que deben evitarse durante el embarazo son: 

  • Pez espada 
  • Tiburón 
  • Blanquillo camello 
  • Pez caballa 

Vitamina D y depresión posparto

Un estudio de mayo de 2018 publicado en el Journal of Affective Disorders mostró que las mujeres embarazadas con niveles más bajos de vitamina D en la sangre tenían más probabilidades de sufrir depresión tras dar a luz.  Las mujeres embarazadas deben considerar suplementarse con 1000-5000 UI diarias de vitamina D. 

Suplementos durante el embarazo 

Descargo de responsabilidad: si estás embarazada, consulta a tu obstetra antes de tomar cualquier suplemento.  

Referencias:

  1. Garcia-Larsen V, Ierodiakonou D, Jarrold K, et al. Diet during pregnancy and infancy and risk of allergic or autoimmune disease: A systematic review and meta-analysis. Basu S, ed. PLoS Medicine. 2018;15(2):e1002507.
  2. http://www.mg217.com/your-eczema/statistics/ 
  3. Neutze D, Evans KL, Koenig M, Castelli G, Mounsey A, Stevermer JJ. PURLs: Does fish oil during pregnancy help prevent asthma in kids? The Journal of Family Practice. 2018;67(2):100-102. 
  4. A systematic review of the associations between maternal nutritional biomarkers and depression and/or anxiety during pregnancy and postpartum Trujillo, Janet et al. Journal of Affective Disorders , Volume 232 , 185 - 203 

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

Cómo aliviar las alergias de manera natural

Bienestar

¿Qué es el biohacking? y ¿Cómo beneficiarse de tomar decisiones más conscientes?

Bienestar

El jengibre: la raíz poderosa