header_search header_signed-out header_signed-in header_cart sharefilled circlex circleexclamation iherbleaf
checkoutarrow
CO
agregado al carrito de compras
Total:
Descuento:
Juntos:
Cantidad:
Total de Pedido:
Proceder a Pagar
Clientes tambien compraron:
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Condiciones

10 aceites esenciales para las infecciones respiratorias

28 Febrero 2018

Por Eric Madrid, Doctor en Medicina

El resfriado común es la infección más frecuente que se encontrará una persona en toda su vida, y se calcula que hay más de 220 virus del resfriado diferentes que infectan a los humanos. Tras la exposición al virus, normalmente se tarda de uno a tres días para que comience la enfermedad; la duración de un resfriado es normalmente de siete días, pero en algunos casos, puede durar varias semanas. El mismo virus no infecta nunca a la misma persona dos veces, y aunque no hay cura para el resfriado común, hay formas de evitar la infección usando tratamientos naturales.

El virus de la gripe (influenza) es un virus más peligroso y sus síntomas son más problemáticos que los del resfriado común. Los síntomas de la gripe incluyen fiebre, dolores musculares, escalofríos, tos, congestión y dolor en todo el cuerpo. La gripe puede provocar que la persona se sienta deshidratada y débil, y los ancianos tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones. Mantener la hidratación y controlar los síntomas es muy importante, ya que la gripe puede provocar complicaciones graves, incluyendo la muerte; a veces, después de que una persona se infecte con el virus del resfriado o la gripe, el sistema inmunitario se debilita, dejándolo susceptible de sufrir una infección de neumonía bacteriana. La vacuna de la gripe puede ser útil para evitar la infección con el virus de la gripe.

En un artículo anterior expliqué 13 tratamientos naturales para el resfriado común y la gripe, el cual incluía hierbas y vitaminas recomendadas. Aquí analizaremos el uso de aceites esenciales para quienes sufran una infección.

Se recomiendan los aceites esenciales de romero, menta y eucalipto para aliviar los síntomas del resfriado, según un estudio de 2011 publicado en Evidence-based Complementary and Alternative Medicine (Medicina alternativa y complementaria basada en evidencias), y también pueden ayudar con los síntomas de la gripe. Los aceites de gaulteria, clavo, limón, tomillo y orégano también han demostrado beneficios. Analizaremos esto con más profundidad.

Cómo usar los aceites esenciales

La amplia variedad de elementos químicos de base vegetal presente en una hierba determinada es la razón de que la hierba y el aceite esencial equivalente tengan propiedades antivirales y antibacterianas. Hay muchas formas de usar y beneficiarse de los aceites esenciales.

Difusor

Utilizar un difusor de aceites esenciales es la mejor forma de aprovechar al máximo estos aceites. Se recomienda esparcir el aceite esencial durante 15 o 30 minutos hasta tres veces al día. Si vas a intentar mejorar tus síntomas respiratorios, considera esparcir el aceite o la mezcla de aceites mientras duermes.

Si no tienes un difusor, puedes añadir los aceites esenciales a un envase con atomizador y rociar tu mezcla de hierbas por toda la habitación.

Según las investigaciones, muchos de los aceites esenciales enumerados debajo tienen propiedades antibacterianas y antivirales y pueden ayudar a despejar el aire de patógenos aéreos.

Inhalación directa

Puedes inhalar la mayoría de los aceites esenciales directamente desde el bote o aplicar unas cuantas gotas del aceite esencial a la palma de la mano e inhalar suavemente. Algunos aceites son más fuertes que otros; consulta siempre la etiqueta del aceite para ver sus instrucciones, ya que algunos aceites podrían tener que diluirse para su uso tópico. Considera añadir unas pocas gotas a una taza o un tazón con agua caliente mientras inhalas el vapor aromatizado.

10 aceites esenciales que necesitas en tu armario de las medicinas

Ahora que ya sabes cómo usarlos, estos son los mejores aceites esenciales que te ayudarán a pasar la temporada de resfriados y gripe.

Romero (Rosmarinus officinalis)

El romero es una hierba común que a menudo crece en los jardines domésticos. Se ha demostrado que tiene muchas ventajas para la salud y, según un artículo en el New York Times, el romero desempeña un gran papel en la dieta de una de las poblaciones del mundo más sana y que vive más tiempo, los habitantes de Acciaroli, Italia.

El romero tiene propiedades antivirales y antibacterianas.

Mézclalo con eucalipto, menta, franquincienso y limón.

Instrucciones: úsalo con un difusor. Coloca de 2 a 3 gotas en un difusor junto con agua. Inhálalo.

Eucalipto (eucalyptus globulus, eucalyptus sideroxylon y eucalyptus torquata)

El eucalipto es originario de Australia, donde los aborígenes llevan usando el eucalipto durante generaciones para ayudar a tratar las infecciones de los senos nasales, las infecciones respiratorias y el dolor. El eucalipto es un antioxidante con potentes propiedades antibacterianas y antivirales. También funciona como expectorante, deshaciendo la mucosidad en el tracto respiratorio.

Mézclalo con romero, menta, franquincienso y limón.

Instrucciones: úsalo con un difusor. Coloca de 2 a 3 gotas en un difusor junto con agua. Inhálalo. Evita consumir el aceite de forma oral.

Menta (Mentha piperita)

La menta es una hierba y un aceite corporal muy conocidos. Realmente, es un híbrido de la menta acuática y de la hierbabuena. Su aroma es ácido y fresco, y uno de sus componentes principales es el mentol. En tiempos más recientes, se ha estado utilizando como saborizante en los chicles. La meta procede de Europa y tiene numerosas ventajas para la salud.

Mézclalo con romero, eucalipto, franquincienso y limón.

Instrucciones: úsalo con un difusor. Coloca de 2 a 3 gotas en un difusor junto con agua. Inhálalo. También puedes poner unas pocas gotas en un vaso de agua para beberlo.

Limón (Citrus limonum)

El limón es un aroma familiar ácido y dulce y como aceite esencial tiene muchos usos. Se utiliza ampliamente en productos de belleza debido a sus potentes propiedades antioxidantes y se puede utilizar para limpiar la piel y proteger contra el acné. También puede ser útil para quienes sufran un resfriado de pecho y para quienes hayan sido expuestos al virus de la gripe, según un estudio de 2016 en Virus Disease. El aceite de limón también se puede ingerir si se diluye adecuadamente.

El limón estimula el sistema inmunitario y tiene propiedades antivirales y antibacterianas.

Mézclalo con romero, eucalipto, franquincienso y menta.

Instrucciones: úsalo con un difusor. Coloca de 2 a 3 gotas en un difusor junto con agua. Inhálalo. También puedes poner unas pocas gotas en un vaso de agua para beberlo.

Camomila

La camomila o manzanilla proviene originariamente del este y el sur de Europa. Los griegos, romanos y los antiguos egipcios la han utilizado durante miles de años por sus propiedades medicinales. Tiene un olor dulce y afrutado. Cuando se utiliza como aceite esencial, también tiene numerosos beneficios para la salud, incluyendo propiedades antisépticas. Las personas enfermas tienen frecuentemente problemas para dormir y la camomila también puede consumirse como té herbal para quienes deseen dormir plácidamente. Esparcirlo en el aire también te ayuda a relajarte cuando estás enfermo.

Instrucciones: úsalo con un difusor. Coloca de 2 a 3 gotas en un difusor junto con agua. Inhálalo. También puedes poner unas pocas gotas en un vaso de agua para beberlo.

Franquincienso (Boswellia carteii)

Quizá sea mejor conocido como uno de los regalos de los Reyes Magos, el franquincienso se ha utilizado históricamente en perfumes y tiene un aroma silvestre y balsámico. Hoy en día se utiliza comúnmente en ceremonias religiosas, incluyendo las de la Iglesia Católica. El franquicienso u olíbano también es conocido como boswellia en India y África, donde se utiliza con fines medicinales; se comercializaba en Somalia hace 5000 años y, en algunos momentos, este aceite esencial era más valioso que el oro. Se menciona en uno de los libros de texto médicos más antiguos, Ebers Papyrus, datado alrededor del siglo XVI a. C.

Se usa comúnmente para las infecciones respiratorias y para estimular el sistema inmunitario. También crea una sensación de bienestar.

Mézclalo con eucalipto, menta, romero y limón.

Instrucciones: úsalo con un difusor. Coloca de 2 a 3 gotas en un difusor junto con agua. Inhálalo. También puedes poner unas pocas gotas en un vaso de agua para beberlo.

Gaulteria (Gaultheria procumbens)

La hierba gaulteria era usada por las culturas indígenas de Norteamérica. En infusión con el té, se consumía para ayudar a eliminar dolores y, más específicamente, el dolor de garganta debido a infecciones virales. Además, los nativos americanos masticaban las hojas para evitar las caries. Precaución: la gaulteria puede ser peligrosa si tomas anticoagulantes, ya que también puede ralentizar la coagulación de la sangre.

Instrucciones: úsalo con un difusor. Coloca de 2 a 3 gotas en un difusor junto con agua. Inhálalo. También puedes poner unas pocas gotas en un vaso de agua para beberlo.

Clavo (Syzygium aromaticum)

Procedente de un árbol, el clavo es indígena del sudeste asiático e Indonesia y tiene numerosos beneficios para la salud. Se dice que tiene propiedades antibacterianas y antivirales y durante siglos lo han usado los sanadores de la India y de China. Uno de los ingredientes principales del clavo es el eugenol, que tiene propiedades anestesiantes y antivirales si se aplica tópicamente. También se dice que tiene propiedades antienvejecimiento.

Se combina con el aceite de limón y con el romero.

Instrucciones: úsalo con un difusor. Coloca de 2 a 3 gotas en un difusor junto con agua. Inhálalo. También puedes poner unas pocas gotas en un vaso de agua para beberlo. Aplica una gota en la parte posterior de la lengua para la tos.

Tomillo

También conocido como tomillo rojo, el tomillo es una antigua hierba con propiedades medicinales. Lo utilizaban los egipcios al embalsamar y los romanos en toda Europa para ayudar a purificar los dormitorios. Esta hierba se menciona por primera vez en el Ebers Papyrus, un antiguo texto médico del siglo XVI a. C.

El tomillo tiene propiedades antibacterianas y antivirales. El timol es un ingrediente muy conocido de la hierba, el cual ha demostrado propiedades antibacterianas y eficiencia antiviral.

Combínalo con el romero.

Instrucciones: úsalo con un difusor. Coloca de 2 a 3 gotas en un difusor junto con agua. Inhálalo. También puedes poner unas pocas gotas en un vaso de agua para beberlo.

Aceites de orégano (Origanum vulgare)

El orégano es una planta con flor originaria de la región mediterránea. Su nombre proviene del latín origanus. Lleva siglos usándose y tiene numerosos beneficios para la salud, incluyendo propiedades antibacterianas y antivirales. Un estudio de 2001 en el Journal of Applied Microbiology demostró sus propiedades antibacterianas.

Se mezcla con romero, eucalipto, franquincienso y menta.

Instrucciones: úsalo con un difusor. Coloca de 2 a 3 gotas en un difusor junto con agua. Inhálalo. También puedes poner unas pocas gotas en un vaso de agua para beberlo. No lo inhales directamente, ya que puede provocar irritación en las fosas nasales.

Los aceites esenciales pueden calmar los síntomas del resfriado y de la gripe de forma natural

Las infecciones del aparato respiratorio superior, como el resfriado común y la gripe, pueden hacer que una persona se sienta destrozada. La mayor parte de las opciones de tratamiento se centra en el alivio de los síntomas. Durante siglos, los aceites esenciales han demostrado ser una opción terapéutica popular. El perfil de seguridad de los aceites esenciales hace que sean una elección estupenda; es importante invertir en un difusor de aire de calidad, ya que esto  proporcionará a ti y a tus seres queridos años de alivio y bienestar.

Referencias:

  1. Ben-Arye E, Dudai N, Eini A, Torem M, Schiff E, Rakover Y. Treatment of Upper Respiratory Tract Infections in Primary Care: A Randomized Study Using Aromatic Herbs. Evidence-based Complementary and Alternative Medicine : eCAM. 2011;2011:690346. doi:10.1155/2011/690346.
  2. https://www.nytimes.com/2016/10/20/world/what-in-the-world/rosemary-and-time-does-this-italian-hamlet-have-a-recipe-for-long-life.html?_r=0
  3. Schnitzler P., Schön K., Reichling J. Antiviral activity of Australian tea tree oil and eucalyptus oil against herpes simplex virus in cell culture. Pharmazie. 2001;56(4):343–347.
  4. Dhakad, A. K., Pandey, V. V., Beg, S., Rawat, J. M. and Singh, A. (2017), Biological, medicinal and toxicological significance of Eucalyptus leaf essential oil: a review. J. Sci. Food Agric. doi:10.1002/jsfa.8600
  5. Pourghanbari G, Nili H, Moattari A, Mohammadi A, Iraji A. Antiviral activity of the oseltamivir and Melissa officinalis L. essential oil against avian influenza A virus (H9N2). VirusDisease. 2016;27(2):170-178. doi:10.1007/s13337-016-0321-0.
  6. Hans VM, Grover HS, Deswal H, Agarwal P. Antimicrobial Efficacy of Various Essential Oils at Varying Concentrations against Periopathogen Porphyromonas gingivalis. Journal of Clinical and Diagnostic Research : JCDR. 2016;10(9):ZC16-ZC19. doi:10.7860/JCDR/2016/18956.8435.
  7. Benencia F., Courrges M. C. In vitro and in vivo activity of eugenol on human herpesvirus. Phytotherapy Research. 2000;14(7):495–500. doi: 10.1002/1099-1573(200011)14:760;495::aid-ptr65062;3.0.co;2-8.
  8. Roy S., Chaurvedi P., Chowdhary A. Evaluation of antiviral activity of essential oil of Trachyspermum Ammi against Japanese encephalitis virus. Pharmacognosy Research. 2015;7(3):263–267. doi: 10.4103/0974-8490.157977.
  9. Lambert R.J.W., Skandamis P.N., Coote P.J., Nychas G.J.E. A study of the minimum inhibitory concentration and mode of action of oregano essential oil, thymol and carvacrol. J. Appl. Microbiol. 2001;91:453–462. doi: 10.1046/j.1365-2672.2001.01428.x. [PubMed] [Cross Ref]
  10. Essential Oils, pocket reference by Life Science Publishing, Copyright 2016

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Condiciones

Métodos naturales para el estreñimiento

Condiciones

Remedios naturales para el dolor articular

Condiciones

El ácido alfa lipoico y la esclerosis múltiple