header_search header_signed-out header_signed-in header_cart sharefilled circlex circleexclamation iherbleaf
checkoutarrow
CO
agregado al carrito de compras
Total:
Descuento:
Juntos:
Cantidad:
Total de Pedido:
Proceder a Pagar
Clientes tambien compraron:
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Bienestar

8 remedios caseros para las aftas

10 Octubre 2018

Las aftas son una afección común, pero pueden ser dolorosas y molestas. Hay tratamientos de venta libre disponibles, pero también hay diversas formas naturales de acelerar el proceso de recuperación.

Con frecuencia las personas padecen aftas hasta cuatro veces por año. Estas ulceraciones se presentan en la parte interna de los labios o las mejillas. Por lo general las aftas son de color amarillo o blanco y están rodeadas de irritación y enrojecimiento. El problema puede durar de una a tres semanas. No obstante, en algunos casos, las llagas pueden durar hasta seis semanas. En los casos más severos, las lesiones pueden estar acompañadas por fiebre, inflamación en las glándulas linfáticas y un estado de decaimiento general.

Las aftas no son contagiosas. No obstante, todavía no se conoce el motivo preciso por el cual aparecen. Algunos de los factores que contribuyen son el estrés, las lesiones o las enfermedades. Los niños y los adultos con sistemas inmunitarios deficientes son más propensos a sufrir aftas. Las personas que viven con enfermedad celíaca o de Crohn también corren más riesgos. Las lesiones pueden producirse como efecto secundario de deficiencias de una vitamina de complejo B, hierro o zinc.

Qué hacer y qué no hacer en relación con las aftas

Comer frutas y verduras acídicas puede hacer que aparezcan aftas. Estos alimentos también pueden irritar y empeorar la lesión. Los pomelos, los limones, las naranjas, las piñas y los tomates, así como los alimentos fermentados, tienen niveles elevados de ácido cítrico, que con el tiempo pueden erosionar los tejidos blandos. También pueden agravar las aftas y pueden causar erupciones adicionales. El contenido acídico del café es otro problema, además de las bebidas con gas. Los alimentos salados aumentan las molestias. Los frutos secos, las papas fritas y otros refrigerios con bordes afilados pueden dañar los tejidos saludables e interrumpir más el proceso de recuperación de las aftas existentes. Las áreas filosas de un diente, ortodoncias o prótesis dentales con un calce deficiente pueden causar lesiones en los tejidos blandos, lo que puede causar aftas.

Los alimentos recomendados para acelerar la curación de las aftas deben ser ricos en vitamina de complejo B, hierro y zinc. Las comidas más saludables pueden incluir carnes magras, carne de ave y pescado, con verduras de hoja y de color verde oscuro. Los frijoles, el queso, la leche y los mariscos también son opciones nutritivas.

La diferencia entre las aftas y el herpes

Las aftas y el herpes no son lo mismo. Cuando estás resfriado, puedes sufrir de llagas o ampollas que se producen como efecto secundario del virus herpes simplex 1. Cuando emerge el virus, aparecen llagas dolorosas en el exterior de la boca, en la parte superior o inferior de los labios, alrededor de la nariz o debajo de la barbilla. Aunque las aftas no son contagiosas, el herpes sí lo es.

Remedios caseros naturales para las aftas

Hay tratamientos de venta libre disponibles para las aftas, pero en muchos casos pueden ser preferibles los remedios naturales. Estos tipos de preparaciones pueden aliviar o eliminar los síntomas de una persona sin necesidad de usar químicos o tratamientos agresivos. La mayoría son fáciles de preparar y contienen ingredientes que generalmente se encuentran en la casa.

Enjuague bucal con aloe vera para las aftas

Culturas de todo el mundo aprecian desde hace mucho la planta de aloe vera por sus propiedades de purificación y recuperación. En los últimos años, los científicos han descubierto algunos de los secretos de los beneficios de salud de esta planta. El gel contiene vitamina A, complejo de vitamina B, vitaminas C y E y nueve minerales y fitonutrientes distintos que propician la recuperación proporcionando a los tejidos la nutrición que tanto necesitan. Además, el aloe vera contiene ocho tipos de enzimas que han demostrado reducir la hinchazón y la inflamación, a la vez que propician el crecimiento de células nuevas. El gel también protege a las células de los radicales libres que causan daño y envejecimiento.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de gel de aloe vera al 100 %
  • 1 cucharada de agua

Instrucciones:

  1. Combina el gel con el agua.
  2. Enjuágate la boca con esta mezcla tres veces por día para aliviar las molestias y propiciar la recuperación.

Remedio con saquito de té de manzanilla

Distintas culturas han usado manzanilla desde hace miles de años como medicina alternativa. Las flores tienen propiedades analgésicas, antiinflamatorias y antimicrobianas, además de tener una fragancia agradable.

Ingredientes:

Instrucciones:

  1. Envuelve las flores en un filtro de tela y ciérralo con un cordón.
  2. Remoja las flores en agua de tres a cuatro minutos.
  3. Aplica el saquito de té sobre las aftas de 5 a 10 minutos.
  4. Repítelo dos veces por día.

Remedio con aceite de clavo de olor

Los chinos han usado esta especie fragante durante miles de años para cocinar y como una forma de medicina alternativa. El aceite de clavo de olor es muy apreciado por sus propiedades anestésicas, antiinflamatorias, antimicrobianas y antioxidantes.

Ingredientes:

Instrucciones:

  1. Enjuágate la boca con agua dulce o salada para limpiarla.
  2. Combina el aceite de clavo de olor con el de oliva.
  3. Moja una bolita de algodón en la mezcla.
  4. Aplica la bolita de algodón sobre las aftas.

Remedio con aceite de coco

El aceite de coco ofrece numerosos beneficios para la piel, entre ellos, propiedades antibacterianas y antiinflamatorias.

Ingredientes:

Instrucciones:

  1. Aplica una cantidad generosa de aceite de coco a un hisopo de algodón.
  2. Aplica el aceite directamente sobre las aftas.

Crema casera de pimienta de Cayena para las aftas

Las culturas sudamericanas y nativas americanas aprecian la pimienta de Cayena desde hace al menos 9000 años por sus propiedades analgésicas. El compuesto de capsaicina de esta especie interfiere con una sustancia conocida simplemente como "P", responsable de transmitir los mensajes de dolor al cerebro.

Ingredientes:

Instrucciones:

  1. Mezcla la especia con una cantidad suficiente de agua para formar una pasta.
  2. Moja un hisopo de algodón en la mezcla y aplícala sobre las aftas.
  3. Repite el tratamiento dos o tres veces por día.

Remedio de rocío anestésico

Las características refrescantes del aceite de eucalipto y menta ayudan a calmar la inflamación y aliviar las molestias asociadas frecuentemente con las aftas. Los aceites también tienen propiedades antimicrobianas.

Ingredientes:

Instrucciones:

  1. Vierte todos los ingredientes en la botella.
  2. Coloca la tapa y agítala bien para mezclarla. Agítala antes de cada uso.
  3. Rocía la mezcla sobre las aftas según sea necesario.

Remedio con miel cruda

La miel cruda se usa desde hace miles de años para tratar lesiones en la piel debido a sus propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas. El ácido láctico de la miel ataca los microbios. Si una lesión está húmeda, la humedad se combina con los compuestos de la miel para transformarlos en peróxido de hidrógeno, que también ofrece beneficios antimicrobianos. Los antioxidantes detienen el daño de los radicales libres y propician la recuperación celular.

Ingredientes:

Instrucciones:

  1. Límpiate la boca enjuagándola con agua tibia.
  2. Aplica un poco de miel cruda sobre las aftas.
  3. Trata el área dos o tres veces por día, al menos una vez antes de irte a dormir.

Enjuague bucal con salvia para las aftas

Esta especia muy utilizada pertenece a la familia de la menta y tiene propiedades antiinflamatorias. Los compuestos químicos de la salvia actúan como antioxidantes, que combaten el daño celular de los radicales libres.

Ingredientes:

  • 2 cucharaditas de salvia
  • 4 a 8 onzas de agua

Instrucciones:

  1. Agrega la salvia al agua y hiérvela al menos 10 minutos.
  2. Deja enfriar la mezcla.
  3. Colócate aproximadamente 1 cucharadita de la solución en la boca y hazte enjuagues durante al menos 60 segundos.
  4. Escupe el agua con salvia y enjuágate con agua dulce.

Método alternativo:

  1. Prepara una pasta combinando la salvia con agua tibia.
  2. Aplica la pasta sobre las aftas y déjala aproximadamente cinco minutos.
  3. Quita la pulpa y enjuágate con agua dulce.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

Métodos naturales para tratar el tech neck (cuello tecnológico)

Bienestar

¿Qué es la belleza kósher?

Bienestar

Cómo aliviar las alergias de manera natural