‌‌‌‌¿Existen diferentes tipos de vitamina E?

Tocoferoles & Tocotrienoles

Desde el punto de vista bioquímico, existen ocho formas naturales diferentes de vitamina E . En líneas generales, la vitamina E puede subdividirse en dos grupos distintos: los tocoferoles y los tocotrienoles. Para cada uno de ellos existen cuatro formas distintas: alfa, beta, delta y gamma-tocoferol, y alfa, beta, delta y gamma-tocotrienol.

Vitamina E sintética

Más allá de las formas naturales de vitamina E, también existen versiones sintéticas. Una vez producida químicamente, cada tipo de vitamina E presenta ocho estructuras posibles debido a lo que se denomina "centros de estereoisómeros". Estos centros se pueden formar de dos maneras que son imágenes especulares entre sí. Si bien la forma natural tiene los tres centros estereoisómeros en la configuración diestra, la versión sintética es una combinación equitativa de las ocho formas, que incluye siete formas que no suelen encontrarse en las versiones naturales de la vitamina.

RRR-alfa-tocoferol

La versión natural del alfa-tocoferol se conoce como RRR-alfa-tocoferol, all-rac-alfa-tocoferol o, tradicionalmente, como D-alfa-tocoferol. La versión sintética recibe el nombre de DL-alfa-tocoferol. La L indica la presencia de las versiones sintéticas y zurdas del nutriente cuya actividad de vitamina E es reducida.

‌‌‌‌El Beneficio de la Vitamina E como Antioxidante

La vitamina E,  como nutriente y antioxidantes,al igual que la   vitamina C, juegan un papel importante  en las defensas del organismo.  La vitamina E es liposoluble, es decir que se disuelve y dispersa fácilmente en las grasas y los lípidos. Para el cuerpo, la vitamina E representa el principal antioxidante liposoluble que protege de los daños causados por los radicales libres. Entre las fuentes nutricionales de vitamina E se encuentran losaceites, losfrutos secos y las semillas.

¿Qué es un radical libre?

Los radicales libres son moléculas inestables. Por lo general, tienen un electrón reactivo no apareado. Dado que los electrones prefieren estar en pares, este electrón solitario arrancará un electrón de otra molécula, dañando esa molécula y a menudo produciendo otro radical libre.

¿Qué es un antioxidante?

Los antioxidantes contribuyen a contrarrestar este proceso perjudicial. Los antioxidantes cuentan con electrones de reserva que pueden transferir de forma segura a los radicales libres, desactivando eficazmente el proceso. En el cuerpo, se necesita un equilibrio entre los radicales libres y los antioxidantes y así mantener el funcionamiento normal.

‌‌‌‌Efecto antiinflamatorio y regulador de la vitamina E

Los radicales libres suelen ser inflamatorios. Por lo tanto, los antioxidantes, en general, presentan una actividad antiinflamatoria. Ahora bien, la vitamina E realiza otras actividades antiinflamatorias más allá de su potencial antioxidante.

Por otra parte, se ha demostrado que diferentes formas de esta vitamina inhiben más directamente las vías inflamatorias. Al parecer, algunas formas de la vitamina también ayudan a mantener las células sanas, a la vez que fomentan la muerte de las células dañadas o enfermas antes de que puedan reproducirse y crecer sin control.

‌‌‌‌Beneficios para la salud del RRR-alfa-tocoferol

Inflamación

La forma principal de lavitamina Eque se encuentra en todo el cuerpo es el RRR-alfa-tocoferol. Según un reciente meta-análisis de estudios clínicos, el RRR-alfa-tocoferol ha demostrado tener propiedades antiinflamatorias. Se conoce el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-alfa) como una molécula de señalización inflamatoria en todo el organismo. El TNF-alfa está presente en el proceso de la enfermedad de numerosos trastornos inflamatorios autoinmunes. Frecuentemente, el objetivo de los medicamentos estándar es ayudar a reducir la inflamación. Durante los ensayos en humanos, las dosis superiores a 700 mg/día de RRR-alfa-tocoferol disminuyeron significativamente el TNF-alfa. Durante los ensayos en seres humanos, las dosis superiores a 700 mg/día de RRR-alfa-tocoferol redujeron significativamente el factor de necrosis tumoral alfa ("TNF-alpha").

Enfermedades cardíacas

En los últimos años se han realizado estudios sobre los beneficios del RRR-alfa-tocoferol para las enfermedades cardiovasculares, sin embargo, los resultados de las últimas investigaciones son bastante contradictorios. Sin embargo, numerosos estudios con conclusiones negativas utilizaron la versión sintética de la vitamina E, lo cual dificulta los resultados, ya que la vitamina E sintética es químicamente distinta de las variedades naturales.

Los individuos que consumen mayores cantidades de vitamina E a través de los alimentos, han demostrado tener un menor riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Las dos investigaciones más importantes sobre suplementos de vitamina E natural, destinados a la prevención de enfermedades cardíacas, obtuvieron resultados opuestos, lo que indica la necesidad de realizar más estudios clínicos sobre los efectos del RRR-alfa-tocoferol al natural. Como los estudios son contradictorios, es difícil determinar el impacto de la vitamina E natural en las enfermedades cardiovasculares.

Enfermedades del hígado graso

Las enfermedades del hígado graso constituyen una afección asociada a la obesidad y la diabetes. Como consecuencia de las alteraciones metabólicas, la inflamación y los trastornos de la flora intestinal, aumenta la acumulación de grasa en el hígado. Con el paso del tiempo, la enfermedad puede convertirse en cicatrización hepática e insuficiencia hepática. Esta enfermedad se diagnostica a veces de forma inadecuada, y se ignora hasta que se manifiestan problemas hepáticos más graves. En la actualidad, se calcula que un número elevado de personas sufre esta enfermedad, aproximadamente el 25% de la población mundial. En vista de las crecientes tasas de diabetes y obesidad, se prevé que la enfermedad vaya en aumento.

Uno de los usos potenciales más probados del alfa-tocoferol natural en las investigaciones aprobadas es en el caso de las enfermedades del hígado graso. De hecho, en un reciente estudio se promocionaban dos "fármacos" que, según ellos, eran eficaces: la pioglitazona (un fármaco estándar) y la vitamina E. Asimismo, otros estudios han llegado a conclusiones similares, afirmando que la vitamina E ayuda a tratar el componente inflamatorio de la enfermedad en personas no diabéticas, pero señalando que todavía se necesita más información.

Deterioro cognitivo y demencia

En la actualidad, se ha probado que el RRR-alfa-tocoferol resulta beneficioso para el deterioro cognitivo y la demencia. Sin embargo, conviene destacar que la vitamina E es poco efectiva para la prevención.

Respecto a los pacientes que ya presentan un deterioro cognitivo o una demencia de Alzheimer temprana, los datos sugieren que la vitamina E, en forma de RRR-alfa-tocoferol, puede retrasar la progresión de la enfermedad. No obstante, aunque las investigaciones presentan cierta discrepancia, en general indican que la vitamina tiene mucho potencial.

‌‌Los beneficios de RRR-Gamma-Tocoferol para la salud

Daños causados por los radicales libres que emiten el dióxido de nitrógeno

En comparación con el alfa-tocoferol, existe muy poca investigación sobre el RRR-gamma-tocoferol, no obstante, empiezan a surgir temas interesantes en esta materia. Existen pruebas científicas que indican que el RRR-gamma-tocoferol, en comparación con el RRR-alfa-tocoferol, es más eficaz en la protección contra los radicales libres de dióxido de nitrógeno.

En el caso del dióxido de nitrógeno, llamado daño nitrosativo, afecta negativamente al ADN y al sistema nervioso, lo que puede provocar enfermedades crónicas como las cardiopatías y los trastornos neurodegenerativos (cerebrales). En los primeros estudios realizados en la actualidad, se sugieren que el RRR-gamma-tocoferol es más efectivo a la hora de prevenir la muerte de las células y los daños en el ADN provocados por el "estrés nitrosativo".

Inflamación

Existen otras pruebas que demuestran que el gamma-tocoferol tiene efectos directos sobre las vías inflamatorias. En el proceso inflamatorio interviene una importante enzima, la ciclooxigenasa (COX-1 y COX-2), que es la misma que se usa en la aspirina y otros antiinflamatorios no esteroideos. Es decir, que en concentraciones apropiadas, el RRR-gamma-tocoferol inhibe las enzimas COX-2.

Asma;

Diversas investigaciones indican que las propiedades únicas del gamma-tocoferol RRR pueden contribuir a mejorar el sistema respiratorio, especialmente en ciertos tipos de asma. Las personas obesas son susceptibles de desarrollar una forma de asma, ya que el exceso de neutrófilos (glóbulos blancos) irrita las vías respiratorias de los pulmones. A menudo, este tipo de inflamación no responde a los corticosteroides destinados al tratamiento del asma. Un grupo de investigadores han comprobado que este tipo de inflamación del asma reacciona al RRR-gamma-tocoferol, afirmando que parece ser uno de los primeros tratamientos seguros, económicos y eficaces.

‌‌El RRR-Beta Tocoferol y el RRR-Delta Tocoferol

Aunque se conoce su existencia, son pocas las investigaciones que han profundizado en la función y los efectos clínicos tanto del RRR-beta tocoferol como del RRR-delta tocoferol. Por lo general, ambos se encuentran en cantidades mucho menores que el alfa o el gamma-tocoferol.

‌‌Beneficios que aportan los tocotrienoles a la salud

De forma similar a sus tocoferoles, los tocotrienoles tienen cuatro formas. De hecho, si se usan como suplemento, normalmente se suministran como una mezcla que incluye las cuatro vitaminas. Además, todo indica que tienen actividad antioxidante y antiinflamatoria, aunque los estudios clínicos están tratando de determinar algunas ventajas potencialmente distintas de los tocotrienoles frente a los tocoferoles.

Por otra parte, es importante señalar que nuestro conocimiento de los tocotrienoles y de sus efectos fisiológicos está en fase de desarrollo. Evidentemente, es necesario seguir investigando para conocer y analizar todos sus efectos.

Kidney Disease

En general, las enfermedades del riñón son difíciles de tratar y tienen una progresión lenta, pero constante, hasta llegar a la insuficiencia renal. Entre los métodos más comunes, está el tratamiento de la hipertensión arterial y los problemas de azúcar en sangre en los pacientes para ayudar a disminuir su progresión. Alrededor del 40 % de los pacientes con diabetes desarrollan finalmente una insuficiencia renal. En la actualidad, no se ha demostrado que haya un tratamiento convencional que mejore la función renal.

La administración de suplementos de tocotrienoles combinados en pacientes con enfermedad renal diabética, ha demostrado mejorar la función renal en el transcurso de un año. Estos resultados, de carácter preliminar, son interesantes, ya que son pocos los tratamientos que han demostrado mejorar la función renal.

Osteoporosis

La pérdida de masa ósea en sus primeras etapas se denomina osteopenia. Las mujeres en la etapa posterior a la menopausia suelen presentar mayores niveles de pérdida de masa ósea. Según un estudio inicial en el que se utilizaron tocotrienoles en mujeres post-menopáusicas con osteopenia, se observó una disminución de la pérdida de masa ósea y una mejora en el recambio óseo. En este caso, según hipótesis de algunos investigadores, los tocotrienoles mejoran la pérdida de masa ósea gracias a sus efectos antioxidantes.

Efectos protectores cerebrales

Se han realizado estudios en animales que señalan que el alfa-tocotrienol puede proteger las células cerebrales. En los modelos de accidente cerebrovascular en ratas y perros, se observó una mayor protección de las células cerebrales y mejores resultados en los animales que recibieron suplementos de alfa-tocotrienol.

Durante un estudio reciente realizado a lo largo de dos años, se trató a pacientes con lesiones en la sustancia blanca del cerebro -un signo temprano de degeneración cerebral- con tocotrienoles combinados. Si bien no se observaron diferencias significativas al cabo de un año, al cabo de dos años de tratamiento con suplementos, los pacientes que tomaron placebo presentaron un empeoramiento de las lesiones cerebrales, por el contrario, los pacientes que tomaron tocotrienoles se mantuvieron sin cambios. Estos resultados demuestran que los tocotrienoles pueden retrasar o detener el avance de la degeneración cerebral, un factor precursor del deterioro cognitivo y la demencia.

Colesterol

Estudios clínicos preliminares demuestran que el uso de los tocotrienoles es beneficioso para los niveles de colesterol. Gracias a un pequeño estudio se comprobó que una mezcla de tocotrienoles provenientes del aceite de palma disminuía el colesterol en un 10 %. Además, un estudio independiente analizó 100 mg de un extracto de salvado de arroz rico en tocotrienoles, y descubrió una reducción del 20 % del colesterol, con una disminución del 25 % del colesterol LDL "malo".

Enfermedades del hígado graso

Al igual que el RRR-alfa-tocoferol, los tocotrienoles pueden ser muy útiles para la protección del hígado. Durante un ensayo clínico realizado con tocotrienoles para el tratamiento de la enfermedad del hígado graso, se comprobó que se lograba detener el proceso de la enfermedad. Asimismo, más pacientes revirtieron su enfermedad de hígado graso al año con tocotrienoles en comparación con el placebo. Por otro lado, otros estudios han revelado los efectos beneficiosos de los tocotrienoles sobre las enfermedades hepáticas en fase avanzada.

‌‌‌‌Seguridad

En algunos estudios se ha informado de los riesgos significativos de la vitamina E, pero, en general, esta vitamina se considera segura si se administra correctamente. En este sentido, el Instituto de Medicina ha establecido una dosis máxima diaria de 1000 mg para el RRR-alfa-tocoferol. No obstante, en dosis elevadas, la vitamina E produce efectos anticoagulantes que pueden contribuir a la aparición de hemorragias, por lo que es mejor no sobrepasar el límite de la dosis recomendada.

IAsimismo, es importante señalar que la ingesta de suplementos de RRR-alfa-tocoferol por sí sola reduce el RRR-gama-tocoferol. Por eso, las dosis elevadas de solo RRR-alfa-tocoferol, sin las otras formas de vitamina E natural, podrían ser parte del problema.

Conclusiones

El uso de las formas naturales de la vitamina E  permite obtener efectos beneficiosos muy significativos. Consumir mucha vitamina E natural a través de la dieta, o complementarla con una mezcla de tocoferol y tocotrienoles, puede ser útil para ayudar en ciertas enfermedades. Sin embargo, todavía es necesario investigar más para sacar conclusiones firmes y ampliar esta información.

Referencias:

  1. Cheng K, Niu Y, Zheng XC, et al. A Comparison of Natural (D-α-tocopherol) and Synthetic (DL-α-tocopherol Acetate) Vitamin E Supplementation on the Growth Performance, Meat Quality and Oxidative Status of Broilers. Asian-Australas J Anim Sci. 2016;29(5):681-688. doi:10.5713/ajas.15.0819
  2. Lobo V, Patil A, Phatak A, Chandra N. Free radicals, antioxidants and functional foods: Impact on human health. Pharmacogn Rev. 2010;4(8):118-126. doi:10.4103/0973-7847.70902
  3. Ungurianu A, Zanfirescu A, Nițulescu G, Margină D. Vitamin E beyond Its Antioxidant Label. Antioxidants (Basel). 2021;10(5):634. Publicado en abril de 2021. doi:10.3390/antiox10050634
  4. Asbaghi O, Sadeghian M, Nazarian B, et al. The effect of vitamin E supplementation on selected inflammatory biomarkers in adults: a systematic review and meta-analysis of randomized clinical trials. Sci Rep. 2020;10(1):17234. Publicado el 14 de octubre de 2020. doi:10.1038/s41598-020-73741-6
  5. Knekt P, Reunanen A, Järvinen R, Seppänen R, Heliövaara M, Aromaa A. Antioxidant vitamin intake and coronary mortality in a longitudinal population study. Am J Epidemiol. 1994;139(12):1180-1189. doi:10.1093/oxfordjournals.aje.a116964
  6. Kushi LH, Folsom AR, Prineas RJ, Mink PJ, Wu Y, Bostick RM. Dietary antioxidant vitamins and death from coronary heart disease in postmenopausal women. N Engl J Med. 1996;334(18):1156-1162. doi:10.1056/NEJM199605023341803
  7. Rimm EB, Stampfer MJ, Ascherio A, Giovannucci E, Colditz GA, Willett WC. Vitamin E consumption and the risk of coronary heart disease in men. N Engl J Med. 1993;328(20):1450-1456. doi:10.1056/NEJM199305203282004
  8. Lee IM, Cook NR, Gaziano JM, et al. Vitamin E in the primary prevention of cardiovascular disease and cancer: the Women’s Health Study: a randomized controlled trial. JAMA. 2005;294(1):56-65. doi:10.1001/jama.294.1.56
  9. Heart Outcomes Prevention Evaluation Study Investigators, Yusuf S, Dagenais G, Pogue J, Bosch J, Sleight P. Vitamin E supplementation and cardiovascular events in high-risk patients. N Engl J Med. 2000;342(3):154-160. doi:10.1056/NEJM200001203420302
  10. Sesso HD, Buring JE, Christen WG, et al. Vitamins E and C in the prevention of cardiovascular disease in men: the Physicians’ Health Study II randomized controlled trial. JAMA. 2008;300(18):2123-2133. doi:10.1001/jama.2008.600
  11. Lonn E, Bosch J, Yusuf S, et al. Effects of long-term vitamin E supplementation on cardiovascular events and cancer: a randomized controlled trial. JAMA. 2005;293(11):1338-1347. doi:10.1001/jama.293.11.1338
  12. Saremi A, Arora R. Vitamin E and cardiovascular disease. Am J Ther. 2010;17(3):e56-e65. doi:10.1097/MJT.0b013e31819cdc9a
  13. Younossi ZM, Koenig AB, Abdelatif D, Fazel Y, Henry L, Wymer M. Global epidemiology of nonalcoholic fatty liver disease-Meta-analytic assessment of prevalence, incidence, and outcomes. Hepatology. 2016;64(1):73-84. doi:10.1002/hep.28431
  14. Martín-Mateos R, Albillos A. The Role of the Gut-Liver Axis in Metabolic Dysfunction-Associated Fatty Liver Disease. Front Immunol. 2021;12:660179. Publicado el 16 de abril de 2021. doi:10.3389/fimmu.2021.660179
  15. David D, Eapen CE. What Are the Current Pharmacological Therapies for Nonalcoholic Fatty Liver Disease? J Clin Exp Hepatol. 2021;11(2):232-238. doi:10.1016/j.jceh.2020.09.001
  16. Sharma M, Premkumar M, Kulkarni AV, Kumar P, Reddy DN, Rao NP. Drugs for Non-alcoholic Steatohepatitis (NASH): Quest for the Holy Grail. J Clin Transl Hepatol. 2021;9(1):40-50. doi:10.14218/JCTH.2020.00055
  17. Vlachos GS, Scarmeas N. Dietary interventions in mild cognitive impairment and dementia. Diálogos Clínicos de Neurociencia. 2019;21(1):69-82. doi:10.31887/DCNS.2019.21.1/nscarmeas
  18. Kang JH, Cook N, Manson J, Buring JE, Grodstein F. A randomized trial of vitamin E supplementation and cognitive function in women. Archivo de Medicina Interna. 2006;166(22):2462-2468. doi:10.1001/archinte.166.22.24622
  19. Dysken MW, Sano M, Asthana S, et al. Effect of vitamin E and memantine on functional decline in Alzheimer disease: the TEAM-AD VA cooperative randomized trial [published correction appears in JAMA. 2014 Mar 19;311(11):1161]. JAMA. 2014;311(1):33-44. doi:10.1001/jama.2013.282834
  20. Sano M, Ernesto C, Thomas RG, et al. A controlled trial of selegiline, alpha-tocopherol, or both as treatment for Alzheimer’s disease. The Alzheimer’s Disease Cooperative Study. N Engl J Med. 1997;336(17):1216-1222. doi:10.1056/NEJM199704243361704
  21. Thompson MD, Cooney RV. The Potential Physiological Role of γ-Tocopherol in Human Health: A Qualitative Review. Nutr Cancer. 2020;72(5):808-825. doi:10.1080/01635581.2019.1653472
  22. Jiang Q, Elson-Schwab I, Courtemanche C, Ames BN. gamma-tocopherol and its major metabolite, in contrast to alpha-tocopherol, inhibit cyclooxygenase activity in macrophages and epithelial cells. Proc Natl Acad Sci U S A. 2000;97(21):11494-11499. doi:10.1073/pnas.200357097
  23. Sood AK, Burbank AJ, Duran CG, et al. Gamma tocopherol effect on LPS-induced sputum neutrophilia is not modified by BMI or GSTM1 genotype. J Allergy Clin Immunol. 2019;143(5):1937-1939. doi:10.1016/j.jaci.2018.12.1009
  24. Vaidya SR, Aeddula NR. Chronic Renal Failure. In: StatPearls. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; December 1, 2020.
  25. Ng YT, Phang SCW, Tan GCJ, et al. The Effects of Tocotrienol-Rich Vitamin E (Tocovid) on Diabetic Neuropathy: A Phase II Randomized Controlled Trial. Nutrients. 2020;12(5):1522. Publicado el 23 de mayo de 2020. doi:10.3390/nu12051522
  26. Shen CL, Yang S, Tomison MD, Romero AW, Felton CK, Mo H. Tocotrienol supplementation suppressed bone resorption and oxidative stress in postmenopausal osteopenic women: a 12-week randomized double-blinded placebo-controlled trial. Osteoporos Int. 2018;29(4):881-891. doi:10.1007/s00198-017-4356-x
  27. Gopalan Y, Shuaib IL, Magosso E, et al. Clinical investigation of the protective effects of palm vitamin E tocotrienols on brain white matter. Stroke. 2014;45(5):1422-1428. doi:10.1161/STROKEAHA.113.004449
  28. Khanna S, Roy S, Slivka A, et al. Neuroprotective properties of the natural vitamin E alpha-tocotrienol. Stroke. 2005;36(10):2258-2264. doi:10.1161/01.STR.0000181082.70763.22
  29. Rink C, Christoforidis G, Khanna S, et al. Tocotrienol vitamin E protects against preclinical canine ischemic stroke by inducing arteriogenesis. J Cereb Blood Flow Metab. 2011;31(11):2218-2230. doi:10.1038/jcbfm.2011.85
  30. Gopalan Y, Shuaib IL, Magosso E, et al. Clinical investigation of the protective effects of palm vitamin E tocotrienols on brain white matter. Stroke. 2014;45(5):1422-1428. doi:10.1161/STROKEAHA.113.004449
  31. Qureshi AA, Bradlow BA, Brace L, et al. Response of hypercholesterolemic subjects to administration of tocotrienols. Lipids. 1995;30(12):1171-1177. doi:10.1007/BF02536620
  32. Magosso E, Ansari MA, Gopalan Y, et al. Tocotrienols for normalisation of hepatic echogenic response in nonalcoholic fatty liver: a randomised placebo-controlled clinical trial. Nutr J. 2013;12(1):166. Publicado el 27 de diciembre de 2013. doi:10.1186/1475-2891-12-166
  33. Pervez MA, Khan DA, Ijaz A, Khan S. Effects of Delta-tocotrienol Supplementation on Liver Enzymes, Inflammation, Oxidative stress and Hepatic Steatosis in Patients with Nonalcoholic Fatty Liver Disease. Turk J Gastroenterol. 2018;29(2):170-176. doi:10.5152/tjg.2018.17297
  34. Catanzaro R, Zerbinati N, Solimene U, et al. Beneficial effect of refined red palm oil on lipid peroxidation and monocyte tissue factor in HCV-related liver disease: a randomized controlled study. Hepatobiliary Pancreat Dis Int. 2016;15(2):165-172. doi:10.1016/s1499-3872(16)60072-3
  35. Institute of Medicine (US) Panel on Dietary Antioxidants and Related Compounds. Dietary Reference Intakes for Vitamin C, Vitamin E, Selenium, and Carotenoids. Washington (DC): National Academies Press (US); 2000. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK225483/ doi: 10.17226/9810