checkoutarrow
CO
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Bienestar

10 consejos sobre cómo mantenerse saludable mientras vuela

20 Diciembre 2019

Por la Dra. Venus Ramos

En este artículo:


Ya sea que esté viajando por negocios o placer, no es divertido enfermarse al llegar a su destino. Aquí le presentamos 10 consejos esenciales para tener en cuenta si quiere evitar enfermarse la próxima vez que aborde un avión.

1. Mantenga sus manos limpias

Lleve consigo un gel o toallitas desinfectantes al abordar el avión. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan usar un desinfectante que contenga al menos 60 % de alcohol. También existen productos naturales libres de químicos nocivos. El desinfectante de manos debería ser aplicado luego de tocar una superficie no higienizada.

Use el desinfectante para limpiar su asiento, el cinturón de seguridad, los reposabrazos, la bandeja plegable y el centro de entretenimiento con pantalla táctil. Las bacterias pueden sobrevivir durante varios días después de haber sido dejadas sobre las superficies dentro del avión. Un estudio mostró que la Escherichia coli subsistió por hasta 4 días, mientras que el SARM lo hizo por al menos una semana. 

Evite tocar el bolsillo del asiento en frente de usted. Los desinfectantes no son muy efectivos sobre la tela de estos bolsillos y las personas suelen usarlos como contenedores de basura, colocando prácticamente cualquier cosa dentro de ellos. Los artículos desechados incluyen desde pañuelos hasta pañales sucios.

También es una buena idea aplicar desinfectante a sus manos incluso luego de lavarse en el lavatorio del avión.  El agua del grifo en los aviones no tiene buenos antecedentes. En el año 2004, la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) determinó que todos los sistemas públicos de agua en las aeronaves no cumplían con las Normas Nacionales Básicas de Agua Potable. Se descubrieron altos niveles de bacterias fecales en el agua potable de 15 de los 327 aviones que examinó la EPA.

En el año 2009, la agencia creó nuevas normas para los sistemas de agua en las aeronaves. Sin embargo, el Estudio del Agua en las Aerolíneas mostró que la calidad del agua potable variaba entre aerolíneas, y que varias de ellas podrían haber brindado agua insalubre a sus pasajeros.

2. Beba abundante agua limpia

Ya que existe la posibilidad de que el agua esté contaminada, es prudente no beber ningún tipo de agua a bordo a menos que venga en una lata o botella cerrada. También evite consumir el té o café que se preparan a bordo del avión. Sería conveniente que lleve su propia botella de agua reutilizable vacía, y luego de pasar por el control de seguridad del aeropuerto, llenarla en el bebedero antes de abordar.

Beba abundante agua desde dos días antes de su viaje y de forma regular a lo largo del vuelo, pues el ambiente puede ser muy seco en una aeronave: a menudo el nivel de humedad está por debajo del 20 %. Póngase como objetivo beber ocho onzas de agua por cada hora que pase a bordo. Cuando se deshidrata, sus membranas mucosas se secan, lo que lo hace más vulnerable a cualquier infección viral o bacteriana. 

La deshidratación también puede causar síntomas molestos como dolores de cabeza, garganta irritada, y resequedad en los ojos y la piel. Tales síntomas pueden durar un buen tiempo luego de alcanzar su destino.

Limite el consumo de bebidas que contengan cafeína o alcohol. Debido a su efecto diurético, tales bebidas pueden causar gran deshidratación. Asimismo, ya que los niveles de oxígeno disminuyen a la altitud de crucero, menos oxígeno llega a su cerebro, y esto incrementa los efectos de cualquier bebida alcohólica que consuma.

3. Use el orificio de ventilación

Las aeronaves modernas están equipadas con filtros de aire de alta tecnología que eliminan el 99.9995 % del polvo y los microbios del aire, de acuerdo con la  Asociación Internacional del Transporte Aéreo. Además, el aire solo circula en una parte de la cabina porque la ventilación está compartimentada.

Lamentablemente, si la persona que está sentada a su lado estornuda debido a un resfriado o gripe, es probable que el patógeno logre ingresar a sus vías respiratorias antes de llegar al filtro de aire. Para combatir esto, use el orificio de ventilación para, básicamente, expeler los microbios de su espacio personal. Ajuste el aire en la configuración de nivel medio y sitúe el orificio de ventilación superior de tal manera que la corriente de aire circule directamente en frente de su cabeza. Si coloca las manos en su regazo, debería sentir la corriente allí, no sobre su rostro.

4. Elija bien su asiento

Opte por un asiento al lado de una ventana siempre que sea posible. El flujo de aire en un avión está diseñado para descender desde la parte superior de la cabina hacia las rejillas de ventilación en el piso junto a la ventana. Debido a esta dirección del flujo de aire, los pasajeros en los asientos que están junto a las ventanas suelen estar expuestos a un menor número de microbios aéreos en comparación a aquellos que están en los asientos del pasillo.

Si termina sentado al lado de una persona enferma, sepa que los estudios han descubierto que el riesgo de infección disminuye fuera de una zona de tres filas. Pero usted tendría que estar a una o dos filas de distancia de una persona enferma que esté tosiendo enérgicamente sin hacer nada por suprimirla para estar en riesgo de contraer el virus por las vías respiratorias.

También considere elegir un asiento que no esté cercano al lavatorio, pues por lo general las personas se aglomeran y transitan con frecuencia por esa zona. No es descabellado pensar que aquellos que pasan mucho tiempo en el baño podrían ser los que ya están enfermos en el avión.

5. Coma saludable y ligero durante el vuelo

Absténgase de consumir las comidas y bocadillos procesados de la aerolínea. Consuma ensaladas y frutas o vegetales frescos. Evite cualquier comida que pudiera causarle gas o hinchazón: maíz, frijoles, cebollas o vegetales crucíferos como la col, el brócoli y la coliflor. Limite el consumo de comidas picantes que podrían provocar el reflujo ácido. Durante el vuelo, los gases en su cuerpo se expanden un tercio y la digestión se desacelera.

6. Mantenga la calma

El estrés puede hacer estragos en su cuerpo. Planifique para tener tiempo de sobra para llegar al aeropuerto. Use la opción de control de entrada temprano en su dispositivo móvil el día previo al viaje. Use ropa cómoda y fácil de poner y quitar para atravesar sin problemas la línea de seguridad. Por ejemplo, elija un abrigo con cremallera en vez de un jersey o chaqueta con botones.

7. Descanse lo suficiente

Usted está más propenso a contraer una enfermedad cuando no duerme una cantidad adecuada de horas porque su sistema inmunológico se debilita. Duerma al menos 7 u 8 horas la noche previa a su vuelo. Quizá le convenga agregar una gota de aceite de lavanda sobre su sien o almohada al acostarse para que pueda relajarse y dormir mejor.

Antes de su viaje, cambie su horario de sueño para que coincida con el del lugar al que se dirige. Si viaja de oeste a este, entonces tendrá que acostarse más temprano. Trate de adelantar la hora de acostarse en 30 minutos cada noche durante varias noches antes de partir.

Si tiene problemas para dormirse más temprano, una pequeña dosis de melatonina (0.5 mg) tomada 90 minutos antes de la hora de acostarse correspondiente a su destino podría ser útil. Sin embargo, no debe usar melatonina por un período prolongado de tiempo. Los posibles efectos secundarios incluyen pesadillas, somnolencia durante el día y un aumento en el nivel de azúcar en la sangre. Los medicamentos para convulsiones, control de la natalidad y presión arterial alta también podrían ser menos efectivos cuando se toma melatonina, por lo que es conveniente consultar con su profesional médico antes de usarla.

8. Manténgase activo

Haga algo de estiramientos y ejercicios en el lugar mientras vuela. Esto no solo ayuda a aliviar la rigidez muscular que puede experimentar al estar sentado en un avión por largo tiempo, sino que además puede evitar la trombosis venosa profunda. Esta afección, denominada comúnmente como TVP, se produce cuando un coágulo sanguíneo se forma dentro de una vena. El coágulo sanguíneo puede desprenderse y viajar a sus pulmones donde puede volverse potencialmente mortal.

El riesgo de desarrollar TVP aumenta si tiene otros factores de riesgo para la formación de coágulos sanguíneos, entre los que se incluyen el cáncer, la obesidad, las venas varicosas, las cirugías recientes, la terapia de reemplazo hormonal, y tener más de 40 años. 

Aquí tiene algunas medidas que puede tomar para evitar la TVP:

  • Mueva sus piernas cada hora. Simplemente puede ponerse de pie para estirar sus piernas, enderezar sus piernas y flexionar los tobillos hacia arriba y abajo, o llevar sus rodillas hacia su pecho por 15 segundos y repetir por 10 series.
  • Evite cruzar sus piernas.
  • Pregúntele a su profesional médico acerca del uso de medias de compresión para estimular la circulación sanguínea si presenta mayor riesgo de desarrollar TVP.

9. Refuerce su inmunidad

Por lo general, toma algo de tiempo aumentar la inmunidad luego de la administración de vacunas, así que consulte con su profesional de la salud para determinar si una vacuna antigripal o alguna vacuna para viajes es apropiada para usted. Por ejemplo, una vacuna contra la gripe estacional debe ser administrada de 7 a 10 días antes del viaje para que sea efectiva.

Tal vez note que algunos suplementos también son beneficiosos:

  • La vitamina D desempeña un papel en el fortalecimiento de su sistema inmunológico.
  • Se ha demostrado que la vitamina C ayuda a acortar la duración de los síntomas del resfrío.
  • Los probióticos pueden fortalecer su sistema inmunológico al mejorar la flora intestinal.

10. Aumente la ingesta de antioxidantes

El viaje por aire lo expone a niveles ligeramente superiores de radiación solar y cósmica en comparación a lo que se experimenta en el suelo. Aumentar la cantidad de alimentos antioxidantes que consume puede ayudarle a combatir el daño genético causado por la exposición a la radiación. De hecho, las investigaciones realizadas en pilotos de aviones han demostrado que la ingesta alimentaria de antioxidantes está asociada con una reducción en el daño genético.

Los fitonutrientes son compuestos producidos por las plantas y tienen buenas propiedades antioxidantes. Ejemplos de fitonutrientes son: nueces, semillas, cítricos, zanahorias, calabazas, brócoli y vegetales de hojas verdes.

Siga estos 10 consejos y su próximo viaje será uno saludable y feliz. 

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

8 tipos de vitaminas B y sus beneficios para la salud

Bienestar

Purifique su rutina de lavado de ropa

Bienestar

Monolaurina: ¿Por qué tomar un suplemento con este antimicrobiano natural?