Permítame comenzar siendo honesta: la realidad es que nadie puede prepararla completamente para convertirse en mamá. Es la experiencia vital más transformadora, maravillosa, difícil, exigente, hermosa y surrealista que hay. Sin embargo, a pesar de todo lo que leí (y leí e investigué, y leí e investigué) antes de dar a luz a mi hijo, no podía haber imaginado lo que sería. Una de las cosas que sé ahora es que el cuidado personal para una nueva madre es sumamente importante y ya no es algo que descuido. En la publicación de hoy, vamos a hablar acerca de cómo cambia la vida después de tener un bebé, la recuperación posparto, mi rutina de cuidado personal posparto y el cuidado del cuerpo y la aceptación.

Cómo cambia la vida después de tener un bebé

Cuando pensaba en tener un bebé, sabía que iba a ser increíble, pero duro. Noches en vela, llanto, problemas de alimentación y más; había leído todo al respecto y sabía que terminaría exhausta. ¡Y todo eso resultó siendo cierto! Pero creo que no estaba preparada para los desafíos mentales, mis problemas de identidad y la falta de confianza que experimenté al comienzo, todos los cuales son experiencias comunes para muchas nuevas madres. Tampoco estaba preparada para el inmenso e indescriptible amor que sentiría por este pequeñín y la ansiedad que llenaba cada minuto del día tratando de asegurarme de que estuviera seguro y bien. Es cierto cuando las personas dicen que no hay amor como este, y mi bebé le dio a mi vida tanto sentido que todo lo demás pasó a un segundo plano. Y, por un corto período, eso incluyó mi bienestar mental y cuidado personal.

Pasé de ser una mujer independiente y trabajadora, con una vida ocupada y gratificante, a una proveedora de cuidados solo enfocada en mi bebé. Este cambio drástico en mi vida, sumado a la privación del sueño, las hormonas fluctuantes y una gran falta de confianza como mamá primeriza, realmente me trajeron abajo. También tuve dificultades con la lactancia y sentí una inmensa presión para continuar, a pesar de que esto hacía estragos en mi salud mental. También me sentía confundida y agobiada. Dejé de dormir bien debido a la ansiedad, que posteriormente descubrí que es algo muy común en las nuevas mamás. En mi caso, esto desencadenó una depresión posparto leve. Mi hijo ahora tiene 6 meses y, si bien aún hay dificultades, considero que al menos he descubierto una pieza clave respecto a cómo trabajar en los problemas mentales: dedicar tiempo para mí misma.

Dedicar tiempo para mí misma puede ser maquillarme, hacer mi rutina de relajación nocturna o retornar al trabajo. Dedicar tiempo para mí misma no es ser egoísta, como a menudo se hace sentir a las nuevas mamás, y hacer estas cosas me ha ayudado a convertirme en una mejor mamá y a estar más presente. Cualquiera sea su situación, el cuidado personal es fundamental para una mamá.

Cuidado personal después de la recuperación posparto

La recuperación posparto podría ser toda una serie de publicaciones en el blog, pero para ser concisa: usted tiene que ser amable y gentil consigo misma. Incluso si es un parto vaginal regular como fue en mi caso, su cuerpo experimenta un traumatismo mayor, y es importante tener eso en cuenta. Comer bien me ayudó a sentirme mejor mientras me estaba recuperando. Seguí tomando mis vitaminas prenatales, conforme a lo recomendado por mi médico, e intenté seguir una dieta razonablemente saludable.

Es una buena idea cocinar por adelantado antes de tener a su bebé, para que así tenga porciones y comidas en el congelador. ¡Esas son salvavidas! Tuve la suerte de contar con una licencia por maternidad de 12 semanas, y pasar tiempo conectándome con mi bebé mediante abrazos también fue una parte importante de mi recuperación. ¡No hay sentimiento igual al de abrazar a su precioso bebé! Sus hormonas disminuyen considerablemente después del alumbramiento y muchas nuevas madres, incluyéndome, a menudo lloran MUCHO en las primeras dos semanas. Es recomendable que se rodee de seres queridos que puedan brindarle un abrazo y apoyarla cuando se esté sintiendo muy vulnerable.

Si bien me pareció que la recuperación física fue bastante simple, los primeros dos meses de maternidad me afectaron mentalmente y tuve dificultades. Finalmente, me di cuenta de que había perdido un poco el rumbo y, tras hablar con una terapeuta, ella validó mis pensamientos silenciosos respecto a que tenía que recuperar algo de tiempo cada día para cuidar de mí misma. En mi experiencia, poder hablar con una terapeuta que se especializa en la recuperación posparto fue un gran desahogo y me permitió hablar libremente con alguien que entendía. De hecho, hablar con cualquier persona, un compañero, padre, hermano o amigo de confianza, puede ser una gran ayuda en la recuperación posparto. Dicen que "se necesita a todo un pueblo para criar a un niño" y, algunas veces, eso traduce en escuchar y ayudar a que la nueva mamá vea que su propio bienestar es tan importante como el de su pequeño.

Mi rutina de belleza = cuidado personal

Para mí, mantener alguna forma de rutina de belleza ha tenido un rol significativo en mi recuperación posparto. No me refiero al cuidado de la piel elaborado que hacía antes o a la creación de videos de maquillaje "solo por diversión" en Instagram, a lo que dedicaba más o menos una hora. Ya no tengo tiempo para hacer todo eso. En cambio, ha sido adaptarme y hacer espacio para una rutina que puedo disfrutar y que se ajusta a mi nuevo rol de mamá trabajadora. Podría sonar frívolo, pero como alguien a quien le apasionan todas las cosas relacionadas con la belleza y con un sólido sentido de identidad, recuperar algunos minutos ha sido un factor decisivo para volver a sentirme con confianza.

Mantener un cuidado de la piel como una nueva mamá

Es posible que haya reducido drásticamente mi rutina de cuidado de la piel, pero aún disfruto de hacerla y puedo ver los beneficios en mi piel.

Mi rutina matutina es corta y agradable, ya que este es el período más ajetreado de mi día. ¡Estoy segura de que las mamás pueden sentirse identificadas! En primer lugar, lavo mi rostro con un limpiador suave, como la nueva Jalea de limpieza de Mad Hippie.

Luego, aplico un tónico hidratante y un humectante diario suave, seguido de un protector solar con FPS. Trato de salir a caminar lo más seguido posible, así que el protector solar es imprescindible.


Durante el embarazo, comencé a experimentar con protectores solares más físicos, que usan bloqueadores físicos como el óxido de zinc para proteger mi piel, en lugar de filtros químicos. No considero que los físicos sean necesariamente mejores que los químicos, pero he estado disfrutando de probar con ambas alternativas. Mad Hippie tiene una maravillosa fórmula de protección solar con su Hidratante facial con protección solar FPS. Es cremoso, cómodo de usar y deja mi piel sintiéndose humectada. Tiene un FPS de solo 25+, así que principalmente lo uso en los días en los que no estaré expuesta a la luz solar directa por el tiempo que sea.

Mi rutina nocturna consiste en limpiar mi rostro en la ducha, hidratarlo con un tónico o esencia; un tratamiento como, por ejemplo, la aplicación de un ácido exfoliante; y, por último, un humectante más fuerte. Tengo más tiempo para disfrutar de esta rutina e intentar enfocarme en eso, en vez de simplemente un régimen funcional.

El mejor y más sencillo maquillaje para una nueva mamá

No uso tanto maquillaje como antes, pero antes de salir de casa, me aseguro de dedicar un tiempo a aplicar el maquillaje que me hace sentir plena. Arreglarme me ha ayudado a sentirme más cohesionada mentalmente. A menudo, esto es simplemente una pasada del corrector, unos toquecitos de rubor y un poco de rímel.


Una marca que he estado adquiriendo con frecuencia es Mad Hippie, especialmente el Corrector mate suave ultracremoso y el Tinte para mejillas y labios. Mad Hippie es una marca cuyos lemas son: “ayudando a inspirar a las personas para que tomen decisiones más saludables” y “generando conciencia y apoyo para las causas sociales y el ambiente”. El corrector ayuda a ocultar de manera natural mis impresionantes ojeras sin ser demasiado fuerte y asentarse en las líneas de expresión. Lo fijo con un brochazo ligero de polvo y tiene buena duración 

El tinte para mejillas y labios, en mi tono favorito "Higo", tiene un hermoso pigmento que puede ser aplicado finamente con un difuminador (blender) o acumulado hasta lograr un hermoso rubor usando los dedos. ¡El hecho de que también puedo usarlo en mis labios lo convierte en un gran producto de maquillaje listo para llevar para una mamá ocupada!

Aceptar mi nuevo cuerpo como una nueva mamá

Para muchas nuevas mamás, la recuperación posparto consiste en aceptar sus cuerpos. Nuestros cuerpos hicieron algo inmenso e increíble y, naturalmente, a menudo muestran las señales de esto durante el período de posparto. En mi caso, estas fueron las estrías en mi trasero, un vientre muy flácido y, por supuesto, algunos kilos adicionales. Quedé tan impresionada con lo que mi cuerpo hizo que no me ha costado mucho aceptarlo tras dar a luz. También me he asegurado de cuidar de este increíble cuerpo, lo que ayuda con la sensación de cuidado personal y es parte de mi rutina de relajación nocturna.

Cada noche, después de que mi bebé se duerme, me doy una ducha caliente y me cubro de loción. Cuando mi hijo estaba recién nacido, mi esposo se aseguró de que tuviera este tiempo sin importar qué, y ahora que mi bebé duerme por períodos más prolongados y en su habitación, es genial poder usar este tiempo para mí misma. Este se ha convertido en un tiempo sagrado del día para eliminar el estrés y relajarme.

En un principio, me aseguré de usar lociones corporales sin perfume, ya que los recién nacidos pueden ser sumamente sensibles a los olores. De hecho, tomé prestada la Pomada curativa para bebés de Aquaphor de mi hijo, que resultó ser una gran opción inicial tanto para su piel como para la mía. Es un humectante denso a base de vaselina que ayuda a sellar la humedad, proteger la piel y aliviar las zonas resecas o con comezón. También hemos compartido los productos para la piel de Cerave. Debido a su naturaleza suave, los productos de Aquaphor y Cerave han sido ideales para la piel de mi bebé, que es propensa a desarrollar eczema.

Ahora que ya tiene unos meses más, estoy disfrutando nuevamente de los productos perfumados para el cuidado de la piel a fin de tener una rutina nocturna suntuosa y sensorial para mi cuerpo. Dos de mis actuales favoritos son de Mild by Nature, una marca asequible y que no hace pruebas en animales. Los aromas de las lociones que adoro son lavanda-limoncillo y coco-bergamota, que vienen en tamaños para viajes y tamaño regular. Ambas lociones nutren mi piel y me dejan sintiéndome relajada y mimada justo antes de acostarme. El aroma de lavanda-limoncillo es especialmente maravilloso para una rutina calmante por la noche.

Consejos de cuidado personal para las nuevas mamás

Mantener una rutina de cuidado personal o belleza como una nueva mamá puede ser difícil, pero es posible. Elegir una hora del día en la que pueda dedicar unos minutos para usted, simplificar su régimen y asegurarse de poder tener un poco de claridad mental, son todas maneras de cuidar de sí misma. O quizá su cuidado personal es diferente. Al margen de cómo sea su cuidado personal, ¡asegúrese de dedicar tiempo para sí misma!

La "culpa materna" es real, y admitir que necesita ayuda de algún tipo puede hacerla sentir como una "mala madre". Pero la realidad es que usted TIENE que cuidar de sí misma, y el hacerlo la ayudará a alcanzar su mejor versión y su mayor nivel de tranquilidad para beneficio de su bebé.