header_search header_signed-out header_signed-in header_cart sharefilled circlex circleexclamation iherbleaf
checkoutarrow
CO
agregado al carrito de compras
Total:
Descuento:
Juntos:
Cantidad:
Total de Pedido:
Proceder a Pagar
Clientes tambien compraron:
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Nutrición

¿Qué es la fruta del monje? Recetas saludables con fruta del monje

12 Octubre 2018

Una tendencia creciente en el mundo de los alimentos saludables es el uso de la fruta del monje. Es una fruta verde pequeña que también se conoce como Han Guo o Siraitia Grosvenorii. Tiene un sabor dulce y suave que se concentra aún más en el jugo. No obstante, la mayoría de los autores de blogs de salud y los gurús de alimentos saludables que hablan sobre la fruta del monje no necesariamente están usando la fruta cruda. En lugar de eso, prefieren obtener los beneficios de la fruta del monje seca o en otras formas.

¿Qué es el endulzante de fruta del monje?

La fruta del monje es reconocida por su sabor dulce en las regiones de China y Tailandia de las que proviene. La fruta del monje es tan sabrosa porque tiene de 100 a 250 veces el nivel de dulzura que una cantidad similar de azúcar. La fruta obtiene su nivel de dulzura anormalmente alto gracias a los mogrósidos, un tipo de compuesto químico natural que tiene un sabor azucarado sin tener muchas calorías.

Para elaborar endulzantes fáciles de usar, se cosecha la fruta del monje y se la deja madurar lentamente. Luego se retira la cáscara y las semillas, que son amargas, antes de concentrar la fruta en un puré jugoso que puede secarse o procesarse para elaborar endulzantes que tienen una textura similar a la del azúcar normal.

¿La fruta del monje aporta beneficios?

El principal beneficio de la fruta del monje es que es dulce pero no tiene calorías. Ten en cuenta que ciertos endulzantes pueden agregar ingredientes con calorías para mejorar el sabor y la textura del endulzante. No obstante, incluso los endulzantes de fruta del monje con calorías suelen ser mucho más livianos que el azúcar real. Esto permite disfrutar de sabores dulces sin dejar de prestar atención a las calorías y mantener un peso saludable.

La fruta del monje es especialmente útil para los diabéticos. Aunque la fruta es dulce, no afecta el nivel de azúcar en la sangre. Esto permite a las personas con problemas para metabolizar la glucosa disfrutar de comidas dulces sin sufrir aumentos en los niveles de azúcar en la sangre. La fruta también tiene varios beneficios en comparación con otros tipos de endulzantes. A diferencia del stevia, la fruta del monje no causa hinchazón ni gas. Este endulzante también es menos procesado que el aspartamo y otros endulzantes artificiales.

¿Cómo se usa el endulzante de fruta del monje en la cocina?

Los endulzantes con fruta del monje pueden usarse exactamente como el azúcar en cualquier receta. Los cocineros pueden utilizar una cantidad igual de endulzante de fruta del monje en lugar de azúcar refinada. También se disuelve y se mezcla igual que el azúcar. El endulzante es ideal para recetas con textura suave y sabor intenso. A continuación verás algunas recetas que destacan la versatilidad de la fruta del monje.

Pastel sin harina de frambuesas, chocolate y fruta del monje

El pastel de chocolate sin harina es una receta favorita incluso para las personas que no evitan el gluten, porque tiene una textura intensa similar al pudín. Esta deliciosa versión aumenta aún más el sabor creando una salsa de frambuesas frescas para poner sobre el pastel.

Ingredientes:

Instrucciones:

  1. Precalienta el horno a 325 °F. Prepara una fuente desmontable de 9 pulgadas envolviendo el exterior con papel metalizado y aceitando el interior con el aceite de coco.
  2. Coloca el chocolate, la manteca, el polvo de café espresso y la sal en un recipiente apto para microondas.
  3. Derrite los ingredientes en el recipiente en el microondas durante 30 segundos, removiendo y repitiendo hasta que se fundan. Déjalo enfriar.
  4. Coloca los huevos y el endulzante de fruta del monje en un recipiente grande y bátelos durante 10 minutos como mínimo, hasta que los huevos estén amarillos y espesos.
  5. Agrega gradualmente la mezcla de chocolate a la mezcla de huevos, revolviendo continuamente.
  6. Vierte la mezcla en la fuente desmontable y colócala en el horno.
  7. Hornéala hasta que al colocar un palillo en el pastel, salga húmedo pero no pegajoso. Esto demorará de 45 a 55 minutos.
  8. Mientras se cocina el pastel, prepara una salsa de frambuesas combinando las frutas con dos cucharadas de endulzante de fruta del monje en una sartén a fuego medio-alto. Déjalo hervir hasta que las frutas se desarmen y la salsa se espese. Esto demorará de 10 a 15 minutos. Si lo deseas, filtra la salsa para quitar las semillas antes de separarla hasta que esté listo el pastel.
  9. Retira el pastel del horno y déjalo enfriar.
  10. Retira el pastel de la fuente desmontable, córtalo en rebajadas y vierte una cucharada de salsa sobre cada una.

Bombas de grasa acarameladas con almendras y frutas del monje

Las bombas de grasa son una golosina muy popular entre los seguidores de la dieta ketogénica. Combinan formas saludables de grasas con aditivos deliciosos para crear una golosina que satisface los antojos de postre sin descarrilar la dieta. Esta receta combina los sabores del chocolate, la mantequilla de almendras y la fruta del monje para crear algo verdaderamente delicioso. Es ketogénica, apta para dietas paleo, baja en carbohidratos, vegana y libre de granos, gluten, lácteos y azúcar. Por eso es muy saludable.

Ingredientes:

Instrucciones:

  1. Combina el aceite de coco y la mantequilla de almendras, y caliéntalas en la cocina o el microondas hasta que se derritan.
  2. Mezcla el aceite y la mantequilla hasta que se combinen perfectamente y quítalas del fuego.
  3. Agrega la fruta del monje, la harina de coco, el polvo de cacao y la sal.
  4. Coloca la mezcla en el congelador 90 minutos, hasta que se forme una masa sólida pero maleable.
  5. Divide la mezcla en porciones de dos cucharadas y forma una bolita con cada una.
  6. Coloca las bolitas en una bandeja plana y cóngelalas durante 15 minutos más.
  7. Refrigéralas hasta que estén listas para servir.
  8. Sírvelas y disfrútalas.

Galletas sin gluten con chispas de chocolate y fruta del monje

Si se te antojan unas galletas con chispas de chocolate, no tienes que caer en la tentación y comer una galleta poco saludable llena de ingredientes procesados. Si se utilizan los ingredientes adecuados, una galleta con chispas de chocolate pueden ser una golosina razonablemente saludable. Esta receta usa una combinación de harina de almendras, chocolate amargo y endulzante de fruta del monje para crear deliciosas galletas que les encantarán a todos, incluso a quienes no están a dieta.

Ingredientes:

Instrucciones:

  1. Precalienta el horno a 350 °F y recubre una fuente para horno con papel manteca.
  2. Combina la fruta del monje, la harina de almendras, la sal y el bicarbonato de sodio en una procesadora para alimentos, y presiona la mezcla un par de veces para combinarla.
  3. Agrega la mantequilla a la mezcla y procésala hasta que tenga una textura similar a la de migajas gruesas.
  4. Transfiérela a un recipiente grande y mezcla el huevo batido y la vainilla hasta que se forme una masa húmeda.
  5. Incorpora suavemente las chispas de chocolate.
  6. Forma bolitas de 1 pulgada con la masa. Debe haber suficiente masa para 14 a 16 galletas aproximadamente.
  7. Coloca las bolitas de masa en una fuente para horno, dejando al menos 1 pulgada entre ellas. No aplanes las bolitas, porque se aplanarán naturalmente al hornearlas.
  8. Hornéalas hasta que se doren. Esto demorará aproximadamente 13 minutos.
  9. Déjalas enfriar 10 minutos.
  10. Guarda las galletas en un contenedor hermético hasta el momento de servirlas.
  11. Sírvelas y disfrútalas.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Nutrición

Proteína para la armonía hormonal

Nutrición

Enfoques naturales para la depresión posparto

Nutrición

Por qué el aceite de TCM orgánico debe ser parte de cualquier dieta