header_search header_signed-out header_signed-in header_cart sharefilled circlex circleexclamation iherbleaf
checkoutarrow
CO
agregado al carrito de compras
Total:
Descuento:
Juntos:
Cantidad:
Total de Pedido:
Proceder a Pagar
Clientes tambien compraron:
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Belleza

3 cosas que debe evitar en sus productos de belleza

19 Marzo 2019

En este artículo:

Los jabones, las lociones y los maquillajes que las personas usan todos los días tienen un gran impacto en los usuarios. Dado que estos productos están directamente en contacto con la piel, pueden tener un mayor efecto sobre la salud de lo que uno podría pensar.

Algunos productos de belleza pueden terminar exponiendo a los usuarios a sustancias químicas peligrosas o afectando de forma negativa a la piel. Sin una investigación adecuada, puede ser muy difícil determinar si un producto es inocuo o no. Incluso si algo parece natural y sano, puede estar compuesto de químicos dañinos. Al comprar productos de belleza, es importante asegurarse de que los productos no contengan estos ingredientes problemáticos.

Toxinas que no son inocuas

Tal vez la parte más preocupante del uso de productos de belleza es la posibilidad de estar expuesto a toxinas peligrosas. Mientras que la Unión Europea ha prohibido miles de productos químicos peligrosos, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos se ha limitado a prohibir unos 11 productos químicos. Esta regulación laxa expone a los consumidores a una serie de materiales y toxinas poco sanas.

Por ejemplo, algunos de las sustancias químicas de los productos de belleza tradicionales son cancerígenos. Cosas como el formaldehído se utilizan en casi todos los productos de belleza convencionales porque impiden que las bacterias crezcan en el producto entre usos. Sin embargo, el formaldehído se ha relacionado con varios tipos de enfermedades crónicas. Los fabricantes de productos de belleza tratan de tranquilizar a los clientes diciendo que los carcinógenos en sus productos se encuentran en niveles muy pequeños e inocuos. Podría ser cierto que un solo producto no contiene suficientes agentes carcinógenos para que una persona se enferme de inmediato, pero es posible que la aplicación repetida de agentes carcinógenos a lo largo de toda la vida tenga un efecto negativo.

Otro motivo cada vez más preocupante de los productos de belleza es la presencia de sustancias químicas que interrumpen las hormonas. Muchos de los productos químicos sintéticos utilizados en los productos de belleza son muy similares a las hormonas que utiliza el cuerpo. Esto lleva a confusión, o interrupción, en el cuerpo. La aplicación habitual de productos de belleza con productos químicos que interrumpen las hormonas puede terminar alterando los equilibrios químicos naturales del cuerpo.

Una de las principales toxinas que se encuentran en muchos productos de belleza son los parabenos. Este tipo de conservante puede ser un problema porque se absorbe fácilmente a través de la piel. Una vez que llega al cuerpo, el parabeno imita al estrógeno natural. Esto puede alterar el ciclo reproductivo normal de una persona.

Debido a la gran cantidad de sustancias químicas peligrosas presentes en los productos de belleza, puede parecer abrumador e intimidante tratar de encontrar productos sin estas sustancias químicas. Al igual que con los alimentos, una de las maneras más sencillas de evitar las toxinas peligrosas en los productos de belleza es leer las etiquetas. Siempre que sea posible, escoja artículos con ingredientes totalmente naturales que sean reconocibles y busque artículos que no contengan parabenos. Tómese el tiempo para investigar los nombres de las sustancias químicas irreconocibles para ver si son perjudiciales. Muchas compañías se jactan orgullosamente de que sus productos están libres de formaldehído y parabenos, pero después de examinar los ingredientes más de cerca, un consumidor puede encontrar que los productos contienen fenoxietanol, bronopol y otros ingredientes que tienen los mismos efectos tóxicos.

Ingredientes libres de crueldad

La mayoría de las grandes empresas de belleza utilizan productos que han sido probados en animales. Por lo tanto, es bastante difícil encontrar elementos que pasen por alto este proceso. Incluso si una lectura de la etiqueta revela que el producto está “libre de crueldad”, puede tener materiales que se probaron en animales. No existen leyes federales que prohíban los ensayos con animales, así que es difícil saber si un producto ha sido probado en animales o no.

Muchas afirmaciones de estar libre de crueldad simplemente significan que no se utilizaron pruebas con animales en el producto terminado. Sin embargo, las empresas pueden utilizar la experimentación animal para productos idénticos vendidos en el mercado extranjero, o pueden utilizar la experimentación animal para los ingredientes individuales de los productos. Dado que los fabricantes saben que la mayoría de las personas no aprueban la experimentación con animales, a veces utilizan prácticas engañosas para ocultar si un artículo se ha probado o no en animales.

A pesar de lo que algunas compañías de belleza puedan afirmar, hay muchas alternativas excelentes a la experimentación con animales. Es posible encontrar productos que son inocuos para los seres humanos y que no han requerido el maltrato de los animales. Sin embargo, probar estos productos tiende a costar más, y muchas empresas no están dispuestas a recortar sus beneficios. En cambio, encuentran maneras de vender discretamente productos probados en animales.

Una vez que un consumidor decide utilizar únicamente productos que no han sido probados en animales, puede ser difícil encontrar los productos adecuados. La mejor apuesta es encontrar marcas conocidas por su ética y la falta de manufactura animal y comprar sus productos. Para averiguar si un artículo contiene ingredientes probados en animales, el consumidor puede consultar sitios web como Leaping Bunny.

Sustancias e ingredientes agresivos

Cuando se trata de productos de belleza, existen muchos ingredientes que no son necesariamente tóxicos o peligrosos. Sin embargo, algunos productos no tóxicos tampoco son ideales para el cuidado de la piel. Cualquier cosa que interrumpa el equilibrio natural de la piel puede provocar que el usuario termine con piel seca, acné o infecciones. Tradicionalmente, los productos para el cuidado de la piel se han centrado en despojar la piel de cualquier tipo de aceite o suciedad y luego aplicar lociones grasosas en la parte superior para compensar en exceso el efecto de los jabones ásperos. Los expertos en el cuidado de la piel están empezando a darse cuenta de que un método más suave es mucho más eficaz.

Otro de los detalles clave para comprobar los productos es el nivel de pH. La piel es ligeramente ácida por naturaleza, con un pH entre 4 y 5. Esto inhibe el crecimiento de bacterias y mantiene la piel saludable. Los jabones tradicionales tienden a ser excesivamente alcalinos, y muchas bases, lociones y otros productos normales también son ligeramente alcalinos. Esta alcalinidad desequilibra el pH de la piel y permite que florezcan todo tipo de acné y otras infecciones.

Los ingredientes agresivos no son solamente problemáticos porque cambian el pH de la piel, también tienden a despojar a la piel de toda humedad. Esta es una mala idea incluso para quienes tienen la piel muy grasa. Cuando una persona usa artículos con alcohol y otros ingredientes secantes, la piel trata de compensar produciendo más aceite. Esto provoca más acné y piel grasa. Lo mejor es evitar los artículos secantes y en su lugar nutrir suavemente la piel con ingredientes hidratantes. El principal ingrediente de secado que provoca problemas es el alcohol, así que busque productos que no contengan alcohol.

También es una buena idea evitar los productos de belleza que causan daños físicos a la piel, independientemente de sus ingredientes. Los exfoliantes físicos pueden dejar la cara suave y tersa, pero sus ingredientes exfoliantes eliminan una capa de piel. En última instancia, esto causa daños en el rostro a nivel celular. Otro producto dañino para el cuerpo es la cera utilizada para la depilación. Los productos que arrancan el vello de los poros también pueden dañar la piel que se encuentra alrededor de los poros. Cualquier tipo de daño físico es malo porque abre la piel a las infecciones.

En lugar de sustancias agresivas, los consumidores deben tratar de buscar productos de belleza con ingredientes naturales que nutran y fortalezcan la piel. Nutrientes como la vitamina C aumentan la producción de colágeno, mientras que los extractos de té verde alivian la piel y combaten el daño causado por el sol. Los productos naturales como el aceite de argán, el hamamelis y el ácido hialurónico son eficaces sin ser demasiado agresivos con la piel.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Belleza

Biotina: esencial para el cuidado del cabello y más

Belleza

Estimule su piel con suero de retinol

Belleza

Jabones en barra vs Jabón líquido corporal ¿Por qué las barras pueden ser mejores?