header_search header_signed-out header_signed-in header_cart sharefilled circlex circleexclamation iherbleaf
checkoutarrow
CO
agregado al carrito de compras
Total:
Descuento:
Juntos:
Cantidad:
Total de Pedido:
Proceder a Pagar
Clientes tambien compraron:
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Nutrición

Estilos de dietas alternativas

26 Septiembre 2017

Aprende acerca de los estilos alternativos de alimentación, entre los que se incluyen variaciones de una sabrosa receta de sopa de tomate.

Últimamente se han vuelto populares muchos estilos diferentes de alimentación, por lo que puede resultar difícil diferenciarlos. Cada estilo de alimentación viene con sus propios y únicos beneficios para la salud, pero todos tienen diferentes conjuntos de reglas. Sigue leyendo para aprender más acerca de cómo funcionan los estilos de alimentación cruda, vegana, vegetariana, paleo(paleolítica) y libre de gluten y descubre una nueva receta favorita.

Para ver cómo varían estos estilos de alimentación, prueba estas sabrosas recetas de sopa de tomate. Cada deliciosa sopa contiene tomates, pero son todos muy diferentes para lograr satisfacer ciertas necesidades dietéticas.

Estilo de alimentación cruda

El estilo de alimentación cruda es una dieta que consiste principalmente en comer frutas y verduras crudas. Los defensores de la dieta cruda indican que ayuda a reducir la inflamación, aumentar la energía y hacer que sus pensamientos sean más claros. Las personas que comen una dieta cruda tienden a obtener una gran cantidad de sus calorías y nutrición de las nueces, semillas, granos germinados, verduras y frutas. Algunos consumen productos lácteos crudos no pasteurizados, pero esto es algo polémico en la comunidad. 

Esta sopa de gazpacho fresco cumple con los requisitos de dieta cruda, pero también es un favorito entre muchos vegetarianos y veganos.

Gazpacho de tomate

Ingredientes:

  • 6 tomates pequeños o medianos
  • 1 pimiento morrón rojo
  • 1 aguacate
  • Zumo de medio limón
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • 4 tomates cherry cortados en dos 

Instrucciones:

  1. Cortar los tomates, la pimienta y el aguacate y colocarlos en la licuadora.
  2. Licuar hasta que esté suave y luego añadir sal y pimienta al gusto.
  3. Licuar de nuevo para mezclar las especias.
  4. Servir cubierto con tomates cherry. Da para dos porciones.

Estilo vegano

La dieta vegana pretende evitar todos los productos animales por completo. Además de no comer carne, los veganos no comen productos lácteos, huevos, miel o alimentos hechos con productos de origen animal. Esto puede resultar un poco complicado dado que los subproductos animales se utilizan como estabilizantes y colorantes incluso en productos simples como el azúcar. Muchos veganos eligen este estilo de alimentación por razones éticas, por lo que intentan no usar productos de origen animal en ninguna otra parte de su vida. Además de la alimentación vegana, muchos veganos evitan usar cuero o productos probados en animales. 

Los veganos apreciarán esta deliciosa sopa que deja fuera la crema, la mantequilla y otros elementos no veganos que se encuentran habitualmente en la sopa de tomate, aunque todavía cons erva la textura y sabor adecuados.

Sopa de tomate vegana

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla picada
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • 2 dientes de ajo picado
  • 1 lata de 400 g de tomate en trozos
  • 4 tazas de agua o caldo de verduras
  • ½ cucharadita de tomillo seco
  • Sal y pimienta al gusto

Instrucciones:

  1. Colocar una olla grande a fuego medio y añadir aceite y cebolla.
  2. Saltear la cebolla durante cinco minutos y después añadir el concentrado de tomate y el ajo picado. Cocinar durante un minuto más.
  3. Añadir los tomates, el caldo y las especias a la olla y hervir a fuego lento durante 15 minutos.
  4. Utilizar una batidora o poner la sopa en una licuadora y hacer puré hasta que esté suave.
  5. Sazonar al gusto con sal y pimienta. Rinde 8 porciones.

Alimentación vegetariana

La alimentación vegetariana es similar a la vegana, aunque es más flexible debido a que los vegetarianos solo evitan la carne y el pescado. Les gusta comer una variedad de granos, verduras, frutas y legumbres. Normalmente es fácil encontrar alimentos vegetarianos en los restaurantes. Aunque el vegetarianismo requiere que las personas presten más atención a lo que comen, no resulta demasiado difícil obtener todos los nutrientes necesarios de una dieta basada en plantas. Además de ser más respetuoso con los animales, el vegetarianismo puede ser más fácil para el cuerpo y el medio ambiente.

Entra en calor en un día frío con esta sopa clásica de crema de tomate. Puede que no sea vegana, pero a los vegetarianos les encantará.

Cremosa sopa de tomate vegetariana

Ingredientes:

  • 2 cucharadas mantequilla
  • 1 cebolla picada
  • 1 zanahoria en trozos finos
  • 4 dientes de ajo picados
  • 1 cucharadita de pimienta roja molida
  • 1 cucharada de albahaca seca
  • 1 lata de 800 g de puré de tomate
  • 4 tazas de caldo de verduras o agua
  • ½ taza de crema

Instrucciones:

  1. Calentar la mantequilla en una olla grande a fuego medio y después añadir la cebolla y la zanahoria con la mantequilla.
  2. Saltear las verduras entre cuatro y cinco minutos, añadir el ajo y la pimienta roja machacada, y cocinar un minuto más.
  3. Añadir los tomates, el caldo y la albahaca a la olla. Cubrir la sopa y hervir a fuego lento.
  4. Hervir a fuego lento la sopa de tomate durante media hora y después retirarla del fuego.
  5. Mezclar la sopa hasta que quede suave y volver a poner al fuego.
  6. Añadir la crema y cocinar durante cinco minutos más a fuego lento. Rinde entre tres y cuatro porciones.

Paleo o paleolítica

La alimentación paleo obtiene su nombre de la idea de comer como lo hicieron los humanos del paleolítico. Se centra esencialmente en evitar los alimentos modernos procesados y en su lugar comer una dieta rica en proteínas. Las personas que se alimentan con la dieta paleo evitan todos los alimentos procesados, lácteos, legumbres, granos de cereales, aceites vegetales y azúcar. En cambio, se centran en comer productos frescos, huevos, nueces y semillas, aceite de oliva y mariscos. Las personas que se alimentan con la dieta paleo tratan de comer carne alimentada con pasto en vez de carne alimentada con grano cuando sea posible.

Esta sopa de tomate y coco paleo utiliza leche de coco para añadir cremosidad y está llena de proteínas gracias a que incluye pollo desmenuzado.

Sopa de tomate y coco paleo

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • 2 latas de 400 g de tomates enteros
  • 1 taza de caldo de pollo
  • ¼ cucharadita de pimienta
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/3 taza de hojas de albahaca fresca triturada o 3 cucharadas de albahaca seca
  • 900 g de muslos de pollo deshuesados ​​sin piel
  • 1 lata de leche de coco entera

Instrucciones:

  1. Poner el aceite en una olla grande a fuego medio. Picar finamente los dientes de ajo y añadirlos al aceite.
  2. Cocinar el ajo durante un minuto o dos, y después añadir los tomates, agua y condimentos a la olla.
  3. Añadir el pollo a la olla, cubrir la olla, y hervir a fuego medio durante 25 minutos.
  4. Sacar el pollo de la sopa y, a continuación, hacer puré el resto de los ingredientes en una licuadora.
  5. Añadir la sopa de nuevo a la olla a fuego medio bajo y verter la leche de coco.
  6. Desmenuzar el pollo mientras la leche de coco se mezcla con los sabores de la sopa.
  7. Añadir el pollo de nuevo a la olla y cocinar durante cinco minutos más. Rinde de cuatro y seis porciones.

Dieta sin gluten

Al igual que la alimentación paleo, la alimentación sin gluten también tiende a ser alta en proteínas y baja en carbohidratos. Sin embargo, el enfoque principal consiste simplemente en evitar el gluten. Este es un tipo de proteína que se encuentra en los granos y que puede causar problemas digestivos en el cuerpo humano. Una dieta sin gluten es particularmente útil para aquellos con enfermedad celíaca, aunque otros con sensibilidad al gluten también pueden beneficiarse de esta forma de comer. Ser incapaz de comer gluten significa que la mayoría de los panes, pastas y alimentos procesados dejan de ser una opción, pero en caso contrario esto no es demasiado limitante.

Haz una saludable sopa de tomate, col rizada y quinua para permanecer lleno durante horas sin comer gluten. Se cocina en una olla de cocción lenta, por lo que es muy práctico.

Sopa de tomate y frijoles de cocción lenta

Ingredientes:

Instrucciones:

  1. Enjuagar y drenar completamente la quinua, y después añadir a una olla de cocción lenta, junto con los tomates, judías, cebolla, ajo, especias y caldo de verduras.
  2. Añadir sal y pimienta al gusto.
  3. Cubrir la olla de cocción lenta y cocinar la sopa de tomate a alta temperatura durante tres horas o bajo durante siete horas.
  4. Una vez que la sopa esté hecha, añadir la col rizada y remover en la sopa hasta que se marchite ligeramente. Rinde ocho porciones.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Nutrición

Llene su mañana de energía con estas recetas de muffins proteicos

Nutrición

Fáciles galletitas rellenas sin gluten

Nutrición

Una guía sobre los sustitutos para hornear sin transgénicos