header_search header_signed-out header_signed-in header_cart sharefilled circlex circleexclamation iherbleaf
checkoutarrow
CO
agregado al carrito de compras
Total:
Descuento:
Juntos:
Cantidad:
Total de Pedido:
Proceder a Pagar
Clientes tambien compraron:
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Bienestar

Remedios naturales para la recuperación y prevención del resfrío y la gripe

23 Enero 2019

En el pasado, la temporada de gripe y de resfriados tenía períodos bien definidos. Hoy en día, parece que uno puede contagiarse de un virus en cualquier época del año.

Con el rinovirus y las múltiples cepas de la gripe siempre presentes, es importante estar muy atento para no contraer estos gérmenes. Lamentablemente, los medicamentos de venta libre pueden ser muy fuertes para el organismo y pueden causar efectos secundarios similares a los de las medicinas recetadas. Los remedios naturales pueden ser más suaves para el organismo, pueden ayudar a acelerar la recuperación y a veces incluso prevenir enfermedades.

Acelere el proceso de recuperación durmiendo lo suficiente

Dormir bien es una de las mejores maneras de ayudar al cuerpo a recuperar la salud. Cuando no se descansa lo suficiente, el sistema inmunológico del cuerpo puede desgastarse. El sueño es la forma más natural del organismo para renovar y restablecer el sistema inmunológico. El descanso adecuado también es una forma de ayudar a prevenir la aparición de infecciones por resfriado y gripe.

Cómo prevenir la gripe con vapor o humidificadores

Si alguien se siente congestionado como parte de su padecimiento, cada vez que respira puede sentirse incómodo. Por lo tanto, un tratamiento de vapor puede proporcionar el alivio necesario. Ya sea vaporizando todo el cuarto de baño o simplemente usando una olla o un recipiente, o incluso un vaporizador, generar un ambiente muy húmedo y lleno de vapor puede ser beneficioso.  Añadirle al agua aceite de eucalipto puede ser de ayuda como un excelente descongestionante.

El poder curativo del vapor puede ser una forma efectiva de ayudar a todo el cuerpo a sentirse mejor. Conocido por ayudar con los dolores durante una batalla de resfriado o gripe, el vapor también puede ayudar al sistema inmunológico del cuerpo a purgar las toxinas del virus a través de los poros.

Si una persona está experimentando congestión nasal y tos, un humidificador puede ser una forma de aliviarlas. Los humidificadores son especialmente útiles si están en un ambiente seco. Un ambiente seco puede ser donde alguien reside (digamos en el desierto), o su fuente de calefacción puede hacer que el ambiente dentro de la casa sea seco. Solo tenga cuidado con un humidificador; una versión en nebulización deberá evitarse porque esto puede generar bacterias y moho. Además, las personas tienen que asegurarse de limpiar el humidificador correctamente para ayudar a prevenir el desarrollo de moho.

Pastillas naturales, solución salina y muchos líquidos

Una tos molesta y persistente suele acompañar al resfriado o a la gripe. Las pastillas naturales son una forma de combatir una tos dolorosa. Particularmente las pastillas de miel natural son un buen suplemento para cualquiera de los tratamientos caseros.  Las pastillas de eucalipto o mentol también son efectivas.

Más del 70 por ciento de la Tierra es agua, y la mayor parte es agua salada. Hay algo especial en la sal. Las soluciones salinas son una forma de obtener un poco de esa sal en el cuerpo de forma curativa. Las gotas salinas para la nariz, que son útiles para el dolor de garganta, la secreción nasal o la congestión nasal, pueden devolver parte de esa sal al sistema del cuerpo. Las gotas nasales o aerosoles salinos están disponibles sin receta en la mayoría de las farmacias o tiendas de comestibles. Esta solución es muy segura y delicada, incluso para los niños.

Aunque no lo crea, la mayor parte del cuerpo humano está hecho de agua. Cuando se padece un resfriado o gripe, las personas tienen que asegurarse de mantener su consumo de líquidos en alto. Beber mucha agua, jugos de frutas, bebidas deportivas con electrolitos, y el caldo de huesos (sí, como la de mamá de fideos con pollo) ayudan a mantener la mucosidad en el cuerpo.

Añadir raíz de jengibre, miel y ajo natural a la dieta

Aunque se sabe que el jengibre tiene un efecto picante o a veces es un antiinflamatorio, también es bueno para ayudar a aliviar la tos o el dolor de garganta. Hay estudios que incluso demuestran que ayuda con las náuseas. Estos tres síntomas a menudo acompañan a la lucha contra un resfriado o la gripe. Hervir un poco de raíz de jengibre es una manera sencilla de conseguir algo de alivio.

Otro de los milagros de la naturaleza es la miel. Además de ser dulce y sabrosa, la miel tiene muchas cualidades. Por ejemplo, se sabe que es antibacteriana y antimicrobiana. Añadir un poco de miel al o a una comida, o simplemente tomarse una cucharada, puede ayudar con la tos. Sin embargo, tenga cuidado al dársela a los niños. Los niños menores de 1 año nunca deben ingerir miel, ya que contiene esporas botulínicas.

Como contiene el compuesto alicina el ajo es conocido por sus propiedades antimicrobianas. Agregar ajo en su forma natural, o como suplemento a una dieta, puede ayudar a reducir la severidad de los síntomas del resfriado. El uso regular de ajo en las comidas ha sido promovido en primer lugar, como una manera de prevenir enfermarse.

Cómo ayudar a la recuperación con equinácea, vitamina C y probióticos

La equinácea contiene flavonoides que pueden ayudar a estimular el sistema inmunológico. Al igual que el jengibre, también ayuda a reducir la inflamación. La equinácea se puede tomar ya sea antes de enfermarse o durante una enfermedad. Tomarlo antes puede ayudar a prevenir que alguien se enferme. Tomar equinácea durante la recuperación puede ayudar a reducir la duración de un resfriado o de la gripe.

Por otra parte la vitamina C puede ser de gran ayuda para el sistema inmunológico, ya sea antes o después de la enfermedad. Aunque la vitamina C se encuentra en todo tipo de frutas y verduras, también está disponible en forma de tabletas. Combinarlo con un poco de y miel es una buena manera de introducirlo en el organismo. La limonada o el jugo de naranja son otras maneras excelentes de obtener vitamina C. Una vez dentro del cuerpo, la vitamina C no solo ayuda al sistema inmunológico, sino que también ayuda a combatir las infecciones respiratorias. La vitamina C es otro suplemento que se puede tomar de antemano para ayudar a prevenir enfermedades.

Los Probióticos son otro componente importante de una recuperación rápida. Como bacterias buenas, los probióticos se encuentran naturalmente en el cuerpo, en ciertos alimentos y ahora en suplementos de venta libre. Muchas de las enfermedades que invaden el cuerpo se instalan en los intestinos. Los probióticos ayudan a mantener esos intestinos limpios, liberando al cuerpo de estos microorganismos. Los probióticos también pueden ayudar con las infecciones de las vías respiratorias agudas. Para mayor protección, tome probióticos antes de enfermarse.

Reducir el estrés y otros métodos de recuperación

Se sabe que el estrés causa un verdadero daño al sistema inmunológico del cuerpo. Un sistema inmunológico debilitado es como una puerta abierta a los virus del resfriado y de la gripe. Por eso es importante reducir y eliminar el estrés que puede conducir a la enfermedad. Como se mencionó anteriormente, esto a menudo significa dormir lo suficiente.

También hay muchas acciones simples que pueden ayudar a la recuperación. Por ejemplo, hacer gárgaras puede proporcionar algún alivio para el dolor de garganta. Hacer gárgaras con sal y agua tibia es una manera fácil y segura de ayudar a obtener un poco de alivio. Añadiendo cosas como peróxido de hidrógeno, miel, vinagre de sidra de manzana, jugo de limón u hojas de frambuesa mejora aún más esta solución.

El uso de compresas calientes y frías también puede ayudar a aliviar la congestión. La aplicación de las compresas a los senos paranasales congestionados ayuda a aliviar parte de la inflamación. Esto proporciona una buena alternativa para las personas que no tienen acceso a un generador de vapor caliente. Para las mejores prácticas, alternar el empleo de compresas calientes y frías.

Claves para la prevención natural del resfrío y la gripe

Por fortuna existen una serie de remedios naturales disponibles para ayudar a prevenir un resfriado o una gripe. El descanso, el desestresamiento, el uso de vapor y el suministro de líquidos son formas muy sencillas de combatir estas enfermedades. Sin embargo, añadir cosas como miel, equinácea, vitamina C, probióticos y jengibre pueden proporcionar un verdadero refuerzo a un sistema inmunológico enfermo. Realmente puede librarse una verdadera " batalla " entre el sistema inmunológico del cuerpo y los microbios infecciosos que componen los virus del resfriado y de la gripe. La utilización de remedios naturales no solo puede acelerar la recuperación, sino que también puede ayudar a reducir las posibilidades de enfermarse además de brindarle al sistema inmunológico los aliados necesarios para librar la batalla.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

Métodos naturales para tratar el tech neck (cuello tecnológico)

Bienestar

¿Qué es la belleza kósher?

Bienestar

Cómo aliviar las alergias de manera natural